¿Te sientes deprimido? Tal vez debas tomar un poco de sol - Komienza | Vive tu vida al máximo
Ojo, pero no demasiado

Sentirse deprimido es normal en ciertas ocasiones, como cuando terminas una relación en la que tenías puestas todas tus esperanzas, pero lamentablemente no resultó ser lo que esperabas, o como aquella vez que no lograste ingresar a la universidad que querías, puedes nombrar aquí cualquier situación que te haya hecho sufrir y sentir que la vida por un momento perdió el sentido.

Al ser seres emocionales, es normal que nos enfrentemos a la vida influenciados por nuestros sentimientos, no eres un Vulkano. Los Vulcanos (referencia friki) son conocidos en la serie de ciencia ficción Star Trek, son una raza de alienígenas muy parecida a los seres humanos físicamente, pero con habilidades mentales especiales y con la peculiaridad de no sentir emociones, sólo se rigen por la lógica. Esto, hasta que uno de los personajes principales de la serie, el comandante Spock, de origen Vulcano, causa controversia por ser un híbrido, de padre Vulcano y madre humana. Al ser capaz de sentir emociones, era subestimado en momentos por su raza. Sin embargo, este hecho le fue útil en incontables ocasiones. En conclusión, el problema no es si te deprimes o no, el problemas es cómo manejas la depresión.

El sol siempre vuelve a salir

Hay personas que lidian de tal manera con esta condición que es considerada patológica, muchos incluso requieren medicamentos. Sin embargo, el problema con las enfermedades que tienen su origen en la mente, es que son difíciles de controlar. Pero, ¿por qué? Bueno, pienso que porque estamos envueltos en tantas cosas, que nos olvidamos de las cosas simples por las que debemos estar agradecidos y que, oye, si estás vivo hoy es una razón de sobra para estar feliz. Si puedes ver, escuchar, hablar, comer y hasta caminar, ¿no son razones suficientes para no dejar que la tristeza te sobrepase?

Algo tan simple como llevar un poco de sol a las horas recomendadas puede ayudarte a superar tu sufrimiento. Incluso, hace unos treinta años, a mediados de los ochenta, se llegó a pensar que todas las clases de luz, incluso la artificial, eran útiles para levantar el ánimo y curar el decaimiento. Se lo llamó luminoterapia o fototerapia. Sin embargo, al comprobarse que la luz verdaderamente curativa es la solar, el nuevo tratamiento antidepresivo fue bautizado como helioterapia, y así aparece en el diccionario de la lengua castellana, ya que 'helio' era el nombre que los griegos antiguos le daban al Sol.

Pero no demasiado

Si bien esto tiene bastante lógica, ya que se ha comprobado que la luz solar es sumamente necesaria para la formación de vitamina D y para ayudar con el metabolismo del calcio, por lo que fortalece nuestro sistema inmune y huesos; por favor no te vayas a cocinar tratando de huir de la tristeza.

La luz solar es un arma de doble filo, ya que es buena para el organismo, pero la contaminación de nuestro medio ambiente ha comprometido la capa de ozono, logrando que la radiación solar nos afecte drásticamente.

Muchos recomiendan hacerlo por la mañana, cuando la luz es más pura, y por media hora. Pero buena parte de los expertos discrepan de ello, ya que creen que lo ideal es empezar con quince minutos e irlo subiendo diariamente, hasta llegar a cincuenta minutos en diez días, y luego volver a empezar.

Usa bloqueador solar

Aunque ningún protector solar ofrece una protección al 100%, en los tiempos que vivimos su uso se ha vuelto indispensable. La ropa que bloquea o tamiza los rayos solares nocivos (UVA y UVB), junto con sombreros de ala ancha, gafas de sol y parasoles, son útiles para prevenir lesiones en los ojos y la piel, pero no es suficiente para cubrirnos de quemaduras causadas por el sol. Cada uno de ellos por separado puede no ser suficiente para prevenir las lesiones por el sol.

Normalmente, la probabilidad de desarrollar un cáncer de piel es mayor en personas que presentan gran cantidad de lunares.

Los protectores solares deben aplicarse entre 30 minutos y 2 horas antes de exponerse al sol. En general, deben reaplicarse después de haber pasado 80 minutos en el agua, si ha transpirado en gran cantidad o cada 2 horas fuera del agua. Siga cuidadosamente las instrucciones en la etiqueta del producto y pregúntele a su farmacéutico cualquier cosa que no entienda.

Sabiendo todo esto y tomando las precauciones necesarias, levántate y sal a buscar un poco de sol, seguro verás la vida de una mejor manera.