Todos quieren ver la película, pero: ¿sabes en realidad qué le pasó a Logan? - Komienza | Vive tu vida al máximo
Tranquilos, no hay spoilers aquí

Uno de nuestros personajes favoritos del universo Marvel es Wolverine. Todos lo conocemos, ya que forma parte de los famosos X-men y siempre tiene ese carácter de gruñón y solitario. Pero todos quieren estar con él a pesar de ello. Sus habilidades no lo hacen uno de los héroes más poderosos, pero sí de los más resistentes y antiguos, ya que entre sus poderes mutantes se encuentra el famoso factor de curación que tanto le ha salvado la vida a él y otros.

Logan, o Wolverine, es más conocido por sus ganas de brincar a la acción sacando sus garras metálicas indestructibles, y llevándose por delante a cualquiera que se meta en su camino, muy al estilo de “dispara primero, pregunta después”, que a tantos nos gusta.

¿Qué pasó con Logan?

Voy a dedicarme a hablar a lo que netamente pasó con este personaje en los cómics de Marvel, no en la película. Aunque no es secreto que Logan no es el mismo en este nueva entrega, ya que se ve mucho más desgastado y envejecido, podemos entender que su poder de recuperación no es lo mismo de antes.

Ahora, trasladándonos al cómic, la triste realidad es que nuestro héroe está muerto y ya lleva un buen tiempo así. Lo peor es que hasta ahora no hay señales que nos indiquen de alguna milagrosa manera por la que volverá a la vida. Debido a su muerte, el mundo de los mutantes ha cambiado demasiado, ya que en su evolución se convirtió en el profesor del instituto más querido por todos, y que irónicamente mantenía al equipo unido.

Como muchos deben estar pensado, para que Logan muriera, siendo un mutante que prácticamente indestructible, algo sumamente grave tuvo que haberle ocurrido. Y de hecho, así lo fue: Logan perdió su factor de curación. Esta fue la principal razón de su muerte, ya que como muy bien le dijo su amigo el Dr. Reed Richards en una seria conversación médica que tuvieron, “Logan, eres un candidato a sufrir de cáncer debido a tu exposición a la radiación en Hiroshima, eso si antes el metal de adamantium en todo tu esqueleto empieza a ser rechazado por tu cuerpo, o mueres de endocarditis por sacar sus garras.”

01

¿Qué lo mató?

Afortunadamente, no fue ninguna de las cosas que le mencionó su compañero de los Cuatro Fantásticos lo que le llevó a su muerte. Esto se debió a que alguien puso precio a su cabeza, y ese alguien resultó ser nada más que su propio creador: el Dr. Abraham Cornelius. Lo más interesante es que su objetivo era capturarlo con vida para usar su factor de curación y seguir sus experimentos, creando armas similares a Logan, ya que hasta el momento fallaba en cada intento que hacía. Esto es debido a que los sujetos de prueba morían al no poder superar el peligroso procedimiento de introducir el adamantium en su organismo.

Una vez más, vemos la famosa Ley de Murphy vigente hasta en los cómics. De hecho, hasta un meme puede salir de esta historia. Solo imaginen: “Pierde su factor de curación - Ponen precio a su cabeza.” Clásico.

Ahora, el momento clave para nuestro querido héroe llegó cuando se enfrentó a su creador, que se encontraba realizando varios experimentos en una base oculta en el desierto. Logan lo encara y éste le revela su plan, a lo que nuestro héroe sonríe de manera sarcástica y se corta la mano para demostrarle que ya no puede recuperarse. Al ver esto, Cornelius es invadido por la ira y le ordena a sus seguidores que maten a Logan, pero este se las arregla para eliminarlos. Como última acción, saca sus garras, las cuales había tenido guardadas todo este tiempo, y destruye el contenedor de adamantium fundido que iba a ser inyectado en los sujetos de prueba.

02

Aquí es cuando todo termina. Este metal indestructible cubre todo el cuerpo de Logan a una temperatura sumamente alta. A pesar de ello, se las arregla para perseguir a Cornelius hacia una azotea, el cual también se encontraba gravemente herido debido a la batalla. Se produce un breve intercambio de palabras, donde Cornelius le afirma que el intentó mejorar el mundo, y le pregunta a Logan: “¿Qué hiciste tú?”, a lo que nuestro héroe responde “Suficiente”, mientras ve pasar su vida delante de sus ojos, cayendo de rodillas y con el adamantium endurecido, encerrando su cuerpo en una coraza indestructible.

ÉPICO.

03