(3ra parte)

Volvimos, como se han dado cuenta, nos encanta Los Simpsons, y no haremos una larga lista porque nos agrada la idea de que sea poco a poco. No hay que ser apurados, los placeres de la vida se disfrutan lentamente. Saborea el chocolate, derritelo con tu lengua, sopla bien el café, deleita tus sentidos con una canción… Bueno, mucho Osho por hoy, pero ya entendieron el mensaje.

En esta tercera entrega hay episodios clásicos por excelencia, tal vez no recuerden los nombres ni las temporadas, pero sí de alguna frase que les haya matado de risa. Nuestro trabajo es recordarles eso. En el mundo hay mucha porquería, y gracias a inventos como Los Simpsons, tenemos cierta fé en la humanidad.

Sí, acabamos de decir que nos gusta ir lento, pero vayamos al grano...

Ídolos (Temporada 12, 2001)

Como cosa rara, Homero quiere participar en todo, esta vez en un maratón, pero evidentemente no aguanta. Mientras tanto, Bart, sólo por mero ocio, se hace pasar por un corredor más y gana la competencia. Al ser descubierto, todos quieren hacerle daño, pero un hombre desconocido lo rescata. Se trata de L.T. Smash, un sujeto que resulta ser un cazatalentos. ¿Ya les suena el capítulo? ¿No? Es el que crea una band boy y Bart es el integrante “rudo” que está buscando. Al final, el grupo es sólo una herramienta de la marina para enlistar mediante mensajes subliminales.

En el episodio hay referencias culturales: cuando Bart ingresa a la maratón, la parodia de la trampa está inspirada en la de Rosie Ruiz en la Maratón de Boston en 1985; el mensaje subliminal de Únete a la Marina, eso pasó en una canción de The Village People llamada “In the Navy”; y por supuesto la banda NSYNC aparece.

9MTd6DWjQccIztGqN3IXd3wZ4v0

La boda de Lisa (Temporada 6, 1995)

La familia Simpson va a una Feria del Renacimiento. Lisa, por creer que es una niña adoptada, decide irse, y al perseguir a un conejo en el bosque, se topa con una tienda. Dentro hay una adivina que le ofrece contarle el futuro. Ya sabemos que Lisa es atea, pero le cree cuando la señora le dice los nombres de sus familiares, por eso se queda y la escucha. Es el 2010 y la niña es ahora una joven de 23 años que va a la universidad, allí conoce a un estudiante británico de quien se enamora. El desenlace es de esperar.

El episodio menciona la carrera de Jim Carrey, según los autores, para ese año, en modo de broma, por supuesto. Dicen que el actor no sería tan respetado. Por otro lado, los sonidos de los automóviles son los mismos de los Supersónicos. La historia entre Lisa y John es una parodia de la película Love Story. Para ese año alternativo, ya terminó la Tercera Guerra Mundial. En el verdadero 2010 se hizo un estudio respecto al capítulo y sus predicciones. En total serían 12, y entre ellas destacan los snacks de Soya, el uso masivo de la Televisión satelital, y el diseño del auto del futuro es semejante a la segunda generación Toyota Prius.

boda-lisa[1]

Marge contra el monorriel ( Temporada 3, 1993)

El señor Burns es multado por verter residuos nucleares en el parque de la ciudad. Una reunión municipal acepta la propuesta de Marge que estaba basada en arreglar la calle principal, y todo va bien hasta que Lyle Lanley sugiere, mediante una pegajosa canción, que es necesario comprar un monorriel. Todos aceptan convencidos excepto Marge porque cree que el monorriel es inseguro, y de hecho tiene razón.

El episodio comienza con una canción que rinde tributo a Los Picapiedras cuando Homero se dirige a su casa al buen estilo de Pedro, el señor Burns es llevado al tribunal de la misma forma de Hannibal Lecter en la película El silencio de los corderos, y el uniforme de conductor de monorriel de Homero está inspirado en los de Star Wars.

01

Bart se convierte en estrella (Temporada 9, 1997)

Bart está un poco obeso y por eso lo inscriben en un equipo de fútbol americano del pueblo del cual Flanders es el entrenador. Les va muy bien pero Homero comienza a provocar a Flanders hasta que nuestro vecinirijillo se harta y le da el puesto. Apenas Homero lo asume, todo va mal gracias a su amor exagerado por su hijo, quien no sirve para ese deporte.

En este capítulo, Homero usa un sombrero fedora característico del coach de los Dallas Cowboys, Tom Landry. Joe Namath, un jugador profesional de fútbol americano, aparece porque su auto se ha averiado frente a la casa de Los Simpsons, y Bart aprovecha la ocasión para pedirle consejos, pero su esposa lo llama para decirle que ya arregló el problema mecánico. “Era aire en la gasolina”, se repite una y otra vez en la mente de Bart.

1[1]

Cuando se anhela una estrella (Temporada 10, 1998)

Como un buen capítulo de esta serie, todo comienza cuando la familia decide ir de paseo al Lago Springfield. Homero sufre un accidente de paracaidismo luego de retar a Dios y al final aterriza en la casa de vacaciones de dos estrellas del cine: Alec Baldwin y Kim Basinger. Él, como cosa rara, los convence de que lo contraten como asistente personal con la condición de que no le diga a nadie que se encuentran en el pueblo. Por supuesto, no cumplió.

El título del episodio es una alusión a una canción llamada When You Wish Upon a Star de la película Pinocho. Al principio del capítulo, aparecen Homero y Bart como el oso Yogui y Bubú, también Flanders como el Guardabosques, pero sólo se trataba de un sueño. Cuando Homero intenta dormir de nuevo, sueña con Maguila Gorila.

crop