De actor a rapero: Dudu, un niño de serie - Komienza | Vive tu vida al máximo
¡Josemi, a tu cuarto!

Los artistas atraviesan etapas como cualquier otra persona. Uno de ellos es el actor español Eduardo García. Tal vez vez su nombre no te suene, así que mejor te decimos el personaje que lo llevó a la fama en su país y en Latinoamérica: Josemi, de la serie Aquí no hay quien viva. Ahora es rapero, se hace llamar Dudu y proyecta una imagen de chico marihuano. Tal vez creas que ese niño travieso de la televisión ha desaparecido, pero todo lo contrario. Sigue siendo él pero con bigotes. El trap, un subgénero que se ha diseminado por el mundo, es el ritmo que escuchamos en la mayoría de sus temas. En un artículo se habló un poco más de esa basura que llaman música, que se dedica a realzar el mundo de las drogas por medio de una rebeldía sin causa.

Muchos lo han criticado por su actitud pseudo-nihilista, y sobre todo por los videos de canciones como Burlaos y Parador de Valdesqui. El primero es de un trío de raperos que integra, llamado LFAM Madrid, que últimamente ha dado de qué hablar por su contenido dedicado al culto de la marihuana. En realidad, sus temas son similares, porque su forma de estar en contra de algo/alguien es manifestándose a través del consumo de una droga. En el segundo material audiovisual se ve a Dudu criticar al productor de la serie Alberto Caballero, calificándolo de “explotador” y “mujeriego”.

1

“Ladrones de infancia, grupos secretos / Gente que cree que el dinero es respeto / No me desprestigias diciendo camello/ Mejor un camello que un pijo teatrero / Nunca os he seguido el juego / Pero te has pasado de fresco / Ya tenemos los huevos negro / Por lo del paro te debo un meco / Jornadas de 24 horas aún siendo menor de edad / Y no me disteis las gracias y de horas extras mejor ni hablar/ Otro te hubiera denunciado / Toda la pasta te habría sacado”.

Parece ser directa, ¿no? No soy quien para decir si es cierto o no lo que Dudu dice en esa canción. De hecho, me parece bien que se valga de la música para expresar un mensaje de descontento, porque no todo puede ser amor en la vida. Lo que no acepto es la actitud de niño malcriado. Quiera o no, su nombre es una marca gracias a las dos series donde trabajó. La otra es La que se avecina, de la que se retiró en la séptima temporada. El personaje que encarnó se llamaba Fran; un joven rebelde, amargado e incomprendido. ¿Será que no era Fran sino el Eduardo de verdad? ¿La televisión lo convirtió en lo que es hoy?

3

Lo cierto es que su nueva carrera le está dando frutos; unos podridos, y otros maduros. El trap está expandiéndose y él, junto al trío de raperos, está siendo conocido en la escena española. El muchacho tiene talento, solo que lo desperdicia. Así como pasó por la televisión, espero que lo haga con “eso”. Que se quede en el rap, porque la verdad, es un género estupendo para escupir letras con sentido. Que fume su hierba si quiere, pero tranquilito, ¿eh? El mundo no necesita saberlo.