PxPixel
El MySpace y Metroflog, los abuelos de las redes sociales - Komienza | Vive tu vida al máximo
Recordar es vivir

Los adolescentes del 2006 no tenían Facebook, y menos Instagram porque simplemente no existían. No hay que sentir pena por ellos; el Internet fue usado por los jóvenes de ese entonces con el fin de interactuar con otros de su edad desde la comodidad de su casa, toda una novedad para una generación que poco participaba en el mundo digital. Todo cambió, sobretodo en Latinoamérica, gracias a Metroflog: Un blog fotográfico donde subías una imagen y recibían “firmas” o eras “effeado”. Luego vino MySpace, ambos sitios web fueron rivales porque distintos sectores de la sociedad preferían a uno o el otro. Además eran utilizados para distintos fines. Recordémoslos.

Primero se debe mencionar a Fotolog, creado en el 2002 por Scott Heiferman y Adam Seifer en New York. Digamos que es un bisabuelo. Ya en serio, Es una especie de cuaderno bitácora dedicado a recopilar la vida diaria de alguien mediante una imagen, texto y enlace. Algunos usuarios preferían mantener el anonimato y recreaban personajes de sus series, películas, bandas o libros. En otras palabras, es un sitio ideal para compartir cualquier tipo de mensaje visual. Tres años después superó el millón de usuarios, pero durante los primeros meses del 2006, su popularidad descendió, especialmente en México y Argentina, por culpa de nuestro abuelo Metroflog.

La juventud mexicana y la del resto de Latinoamérica fueron alcanzadas, específicamente la del segmento el C y D, pues la accesibilidad junto al fácil manejo permitió que los integrantes se reconocieran en subgrupos puntuales como las llamadas tribus urbanas punk, emo, metalera, otaku y gótica. Cada una compartió sus gustos e intereses que fueron llevados a lo offline, sus encuentros eran registrados a través de fotos y comentarios que generaban una continua interacción, y si eras popular como los flogger, unas personalidades de esos pequeños grupos, mejor aún.

5

Se les asociaba al Fotolog, pero gracias a Metroflog la cantidad de usuarios identificados con unas características en la apariencia y pensamientos destinados al nihilismo pasivo, aumentó considerablemente. Su dinámica era simple: subo una imagen, effeame y coméntame. ¿Qué es “effear”? Se debe a estar en el ranking de “Favoritos”. Sí, la conjugación se debe a la “f”. Su apariencia era similar a la de un emo, pero vestían prendas coloridas y fosforescentes. Aquí te dejamos algunos “requisitos” para ser un flogger. Esta moda fue tomada en cuenta hasta por la prensa, que dedicó un reportaje acerca de ellos. ¿Por qué decimos todo esto? Para que estés al tanto de lo que una red social ocasionó. Hoy cerró, lástima por aquellos que una vez tuvieron una cuenta y no pudieron recuperar viejas fotos. Pero es un favor porque… ¿Quién no mira al pasado con vergüenza? Así que si fuiste emo o punk, nadie lo sabrá.

6
4
1 (1)
3 (1)

MySpace no se quedaba atrás, aunque en Latinoamérica era usado por el segmento A y B. Aquí también se encontraban floggers y cualquier expresión de un adolescente cuya atención era reforzada a través de la interacción con los considerados “partes de su grupo”. Así como Metroflog, era ideal para compartir cualquier tipo de mensaje. MySpace, durante su apogeo en 2006, se caracterizó por ser una red social dedicada a la música. De hecho, las bandas del mundo mostraron sus canciones por medio de la página; algunas consiguieron contratos discográficos, otras no, e incluso los creadores fundaron una discográfica homónima. Según una nota de El país durante aquel año, 660 mil músicos se registraron en MySpace. Todas las bandas querían estar allí, ¿y por qué no? Las que se popularizaron en esa época fue gracias a esta red social. Años después, fue comprada por Time Inc., y gracias a eso ahora cuenta con un formato de revista tipo entretenimiento dirigido al sector de la farándula.

2 (1)

Ambos sitios web ya no son lo que eran antes; una murió y la otra se dedica a algo diferente. La naturaleza de las redes sociales hicieron su trabajo: envejecieron y tuvieron hijos que hoy son todos unos exitosos. ¿Cómo serán los de las próximas semanas?