Está pasando: quieren combinar la mente humana con las computadoras - Komienza | Vive tu vida al máximo
Si es así, ¿deberíamos continuar viviendo como máquinas?

La idea de esto viene de la mente de Elon Musk, un empresario mundialmente famoso por ser el cofundador de compañías exitosas como PayPal, Tesla Motors, SpaceX, Hyperloop, SolarCity y OpenAI. Para febrero del 2017, se estima que su fortuna llegó alrededor de los 13,9 mil millones de dólares, y es considerado como la persona número 21 entre las más importante del mundo. En pocas palabras, cuando hace un comentario sobre algo, creo que sería prudente prestar atención, ya que no es cualquier pelapapas el que está hablando.

Giphy

Giphy

Musk considera que la humanidad ya está lista para la fusión cerebral, pero no entre seres humanos, sino entre personas y computadoras. De hecho, ya se encuentran explorando la posibilidad de lograr esto a través de su nueva compañía Neuralink (un nombre muy apropiado). Musk ha asumido un papel activo en el desarrollo de lo que él denomina como “tecnología de lazos neuronales", que consiste en instalar pequeños electrodos en el cerebro para transmitir pensamientos.

Algo de ciencia y ficción

Por los momentos este tipo de tecnología solo existe en las películas, y por ser una empresa reciente, aún no está claro qué clase de productos fabricará, pero se espera que tenga aplicaciones médicas para el tratamiento de afecciones cerebrales como la epilepsia y la depresión aguda. Esta aproximación se puede asemejar a la estimulación cerebral profunda, la cual utiliza un dispositivo médico que se implanta en el paciente para tratar síntomas neurológicos, como los efectos del Parkinson. Sin embargo, muy pocas personas en el planeta tienen implantes complejos colocados dentro de sus cráneos, mientras que el número de pacientes con dispositivos estimulantes básicos es sólo de decenas de miles. Esto se debe en parte a que es increíblemente peligroso e invasivo operar en el cerebro humano, y sólo aquellos que han agotado cualquier otra opción médica optan por someterse a dicha cirugía.

La verdad es que los obstáculos en el desarrollo de estos dispositivos son inmensos. Los investigadores de la neurología dicen que tenemos una comprensión muy limitada sobre cómo las neuronas en el cerebro humano se comunican, y nuestros métodos para recopilar datos sobre esas neuronas es rudimentario. Luego está la idea de que las personas se ofrezcan voluntariamente a colocar dispositivos electrónicos dentro de sus cabezas. Piénsenlo un momento: ¿cuánto dinero aceptarías para ser un conejillo de indias?

Un futuro dentro de la red

Esto me recuerda mucho a la clásica y famosa película de TRON, donde el protagonista de la película, Flynn, afirmaba que el “futuro está dentro de la red”, y que uno puede introducirse a sí mismo dentro de esta. Imaginen por un segundo poder vaciar cada uno de tus recuerdos en una especie de disco duro, y que puedas tener acceso a ellos y revivirlos las veces que quieras. Siento que aún existiría un leve riesgo de que algunos hombres olvidemos uno que otro aniversario, pero sería de muchísima ayuda. Nada más de pensar lo que esto pudiese lograr en el tratamiento de enfermedades como el Alzheimer es esperanzador.