Hablemos un poco sobre Star Wars: Los Últimos Jedi - Komienza | Vive tu vida al máximo
Lo que sabemos hasta ahora, que no es mucho pero igual es interesante.

Cuando vi por fin el nuevo teaser con las imágenes inéditas de la nueva entrega de la serie de películas del universo de LucasFilm, el esperado Episodio VIII, no pude contener la emoción. Literalmente, parecía un niñito viendo su película favorita, cosa que es totalmente cierta que estas películas están en el tope de mi lista.

Para comenzar, lo más importante es decir que esta película llegará a los cines este diciembre, específicamente el 15. Ésta es otra razón más para verla, es como un grandioso regalo, y en este caso, un regalo de navidad. Ahora, en las escenas que nos muestran en el tráiler, podemos observar a una Rey un poco más madura que ha iniciado su entrenamiento Jedi, con nada más y nada menos que Luke Skywalker. Exactamente, así como pudimos ver al final del Episodio VII, Luke se ha exiliado, algo sumamente común entre los Jedi y que la verdad no sé el porqué, pero entendemos que fue para buscar más conocimiento y, probablemente, ahogar un poco sus penas por su fracaso con su aprendiz y sobrino Ben Solo (Kylo Ren). Sin embargo, parece no rendirse ya que aceptó el reto de entrenar a Rey, de la cual aún desconocemos con quién está relacionada.

El título del Episodio VIII da mucho que pensar, ya que obviamente Luke es el último Jedi conocido, ya que Rey aún no ha terminado el curso y, bueno, Kylo Ren obviamente está jugando para el lado de los Sith. Sin embargo, en mi opinión, aquí pareciera que hay algo más profundo. En especial, por las palabras pronunciadas por el mismo Luke en el tráiler, “It's time for the Jedi to end” (Es tiempo para que los Jedi terminen). ¿Qué significa esto? Si me preguntan, y obviamente puedo estar equivocado, creo que se refiere a buscar otro camino que no sea el de los Jedi solamente.

Por lo general, la lucha entre los Jedi y los Sith se ha mantenido siempre en polos opuestos, es decir, el clásico “o estás conmigo o en mi contra”, el lado luminoso o el lado oscuro. No hay términos medios. Lo Jedi manejan una filosofía muy radical en varios aspectos, y uno de éstos es evitar a toda costa los lazos amorosos y familiares, los cuales, según ellos, creen pueden ser usados como instrumentos para caer al lado oscuro. El apego a alguien demostró ser lo que llevó al personaje más icónico de la saga, Anakin Skywalker, a convertirse en el malvado y sanguinario Darth Vader. Así que puede que tengan razón por ese aspecto, o tal vez sólo fue culpa del desequilibrio emocional personal que él sufría lo que no le permitió ser más fuerte y resistir la tentación del poder, con el fin de salvar a su amada Padme. Pienso que tal vez alguien más centrado, como Luke, que demostró aún con menos entrenamiento que su padre, ser más fuerte interiormente para evitar caer al lado oscuro, sea la persona indicada para encontrar el equilibrio más perfecto, y en caminos no tan polarizados como el de los Jedi o los Sith.

Aunque no lo crean, ésta no es la primera vez que mencionan esto en el universo de Star Wars. Existen criaturas que habitan en el medio de los dos caminos, y los vimos gracias a la serie de Star Wars: Rebels. Unos de los personajes principales tiene un encuentro especial con una criatura conocida como Bendu, el cual, según la descripción, maneja la Fuerza entre el lado luminoso y el lado oscuro, afirmando que es mucho mayor que sólo unos polos opuestos. Basandome en esa afirmación, y tomando en cuenta que la serie no se sitúa muy lejos cronológicamente de las nuevas películas, creo que Luke pudiera estar descubriendo este camino para volverse algo mejor que sólo un Jedi.

Además de todo esto, vemos a los personajes ya conocidos de la anterior entrega de vuelta, Finn, que parece seguir en estado de coma después de su encuentro un tanto forzado contra Kylo Ren, y a este último también podemos observar unos segundos con una actitud más amenazante y más entrenado al lado oscuro. Aunque llama un poco la atención la posición de la cicatriz en su ojo derecho, ya que en la anterior película la herida fue en medio de la cara, espero que sea un error que se corrija en la entrega oficial, ya que sería muy estúpido pasar ese detalle, que de por sí ya es absurdo pensar que con toda la tecnología que existe en el universo, no exista la manera de remover esas marcas de guerra. Aunque tal vez ése sea el sentido de mantenerlas, como una señal de orgullo por las batallas realizadas.

En fin, el misterio es la misma esencia de este nuevo tráiler, que nos deja con más preguntas que respuestas en torno al nombre y verdadero sentido de la trama. Lo único que le pido a Dios es que, POR FAVOR, no sea ésta una copia al carbón del Episodio V, así como el Episodio VII lo fue del Episodio IV. Parece un trabalenguas, pero eso es gracias a esa cronología loca con la que salieron estas películas. Pero bueno, no nos queda más que esperar y ver, y estar atentos a las pistas que vayan saliendo, que lamentablemente serán pocas ya que Disney está haciendo hasta lo imposible para evitar que se filtre información.