PxPixel
Las cosas que pasan y deberían pasar por tu mente al momento de enviar una nude - Komienza | Vive tu vida al máximo
Porque sí lo has hecho, deja tu show.

Ya estamos en el 2017 y más de la mitad de la población humana tiene en su posesión un teléfono inteligente con cámara y acceso a miles de aplicaciones. Y como somos humanos, es imposible no fijar nuestra mirada en un par de ojos atractivos con el que queramos demostrar nuestro afecto, no sólo presencialmente sino también a través de las variadas conexiones digitales.

Qué románticos somos, no nos basta con el amor físico.

Giphy

Giphy

Y bueno, seré fiel a la explicación de reproducción humana que mis papás me dieron a los 13 años: cuando dos personas se quieren mucho, suelen manifestarlo de maneras exageradas, como agarrarse de las manos, compartir saliva y otros fluidos corporales. Sin embargo, han pasado siete años desde que me dieron esa modesta explicación y no mentiré que con experiencias propias, dichas “manifestaciones” se han expandido.

Las famosas nudes son el resultado de necesidades afectivas que muchas personas consideran satisfactorias tanto para el ego como para la búsqueda de afecto y de atención por parte de nuestra pareja o de cualquier extraño, que también funciona para algunos en momentos de desesperadas exigencias de placer.

Se trata de fotografías en estados naturales del ser humano, donde las prendas de ropa suelen ser innecesarias y hasta molestas, y tomárselas se ha vuelto una costumbre bastante frecuente entre los jóvenes, pues ya es algo tan común como tener relaciones.

Ahora, dejen el show que apuesto que los que están leyendo este artículo lo han hecho más de una vez, sea por curiosidad o porque les gusta, y no hay absolutamente nada de qué avergonzarse.

Giphy

Giphy

Lamentablemente, es una realidad que enviar una nude puede implicar muchos peligros, pues tus fotos pueden ser encontradas por hackers pervertidos que las propagarían por páginas web o incluso la persona a la que se la enviaste puede hacerla pública en alguna red social. Son muchas posibilidades de fracaso las que invaden nuestras cabezas al momento de enviarla, pero existen muchas formas de hacer una conversación más segura, Buzzfeed las explica muy bien.

Sin embargo, no haré una lista de cosas que tienes que hacer para que tus conocidos no se enteren que te la pasas tomándote fotos sin ropa, simplemente nombraré todo lo que tienes que considerar al momento de enviarla por cualquier plataforma que se te ocurra y las dos reglas únicas que tienes que cumplir.

Primero que todo, si la envías por Snapchat la imagen se borrará al momento de verla y si el receptor le toma una screenshot te lo hará saber. Pero mosca, la aplicación no prohíbe que lo haga, solo te lo hará saber. Lo mismo pasará con Instagram.

En el caso de Facebook Messenger, me cuesta pensar quién es capaz de enviar nudes por ahí. Facebook + nudes ya es una receta para el desastre, pero es sólo una opinión. Esta plataforma no te avisará si la persona hizo un screenshot, incluso la puede guardar y, si prefiere, publicar etiquetándote y a todos tus amigos, hasta a tu jefe. Sí, es obvio que no confío en esta vía para enviar nudes.

Por otro lado está Whatsapp, que es una mensajería instantánea y las conversaciones están cifradas de extremo a extremo, lo que en castellano significa que los hackers no podrán acceder a tus conversaciones fácilmente (me costó como cuatro explicaciones entender eso).

Sin embargo, todas estas medidas de seguridad no te protegen de idiotas que no saben mantener las cosas en privado.

Lo que me lleva a las reglas principales:

  1. SÓLO ENVÍALAS A ALGUIEN EN QUIEN CONFÍES PLENAMENTE. Tu novio de toda la vida, alguien a quien conoces de hace tiempo y por fin estén saliendo, sólo una persona con la que tengas la certeza de que primero va a morir antes de compartir una fotografía tuya. Ahora, si no estás seguro, al menos cumple la segunda regla.
  1. NUNCA* MUESTRES TU CARA. Ni nada que te pueda identificar, como tatuajes, piercings, cicatrices, entre otros. (*) De nuevo, si es alguien en quien confías plenamente, no debe ser problema.

Ojo, es muy importante que cumplas estas reglas porque te enseñarán a caminar de manera segura por el bello camino de las nudes. Y si no las cumples, pueden pasar cosas súper chimbas como que el beneficiario se las muestre a sus amigos para demostrar victoria, o que también las publique con varios insultos y etiquetas después de una ruptura dolorosa. O lo peor, se filtra en una página porno y millones de personas tendrán acceso a tu intimidad. Chan chan chaaaaan.

Entiendo, son escenarios dolorosos de imaginar pero es necesario que pienses en cada una de esas posibilidades antes de cometer una estupidez y de enviársela a alguien que realmente no las merece.

Enviar nudes es algo muy entretenido si lo haces con la persona indicada, pero puede ser una tortura si no piensas bien tu modus operandi. Porque una simple fotografía puede hacer gran daño en tu vida personal, social y hasta laboral de forma permanente.

Ahora que ya estás consciente de todo esto, espero que tomes buenas decisiones y buenas fotografías.

Enjoy your nudity!

giphy (2)