Mira el nuevo robot repartidor de comida - Komienza | Vive tu vida al máximo
Y no se molesta si no le dejas propina

¿Qué podemos decir sobre los repartidores de comida? Primero, nada que criticar sobre el oficio en sí. De hecho, todo trabajo es digno, siempre que no comprometa tu moral e integridad física. Sin embargo, podemos decir algo sobre cierto tipo de personas que lo realizan, ya que me he encontrado con muchos que parecieran odiar la vida y a todo aquel que les hace movilizarse en sus motos o vehículos para hacer una entrega. Y ni se diga si no les das propina, ya que su odio de multiplica por diez.

Claro que no estoy generalizando. Puedo contar con total sinceridad que en una oportunidad ordené una pizza a domicilio, y cuando el pana llegó a entregarla me dijo que se había dado “tremenda yuca” mientras yo firmaba el recibo de pago de la tarjeta de crédito. Al mirar con más detalle, me di cuenta que tenía todos los brazos raspados y estaba muy adolorido. Tanta fue mi impresión que se me olvidó darle la propina, y solo le dije que se cuidara las heridas y que se recuperara. El chamo se fue con la mejor actitud que había visto, y hasta me dijo que disfrutara mi pizza (y no en un tono sarcástico). Cuando me di cuenta que no le di propina hasta me sentí mal. Todo lo contrario pasó la siguiente vez. Después de pensarlo un rato, ordenamos sushi a domicilio y el repartidor, a parte que se tardó la vida, me vio mal cuando le di la propina porque imagino que esperaba mucho más, y esta vez lo que le faltó fue que me deseara que me atragantara con un roll.

movistar_robot-delivery-de-pizzas-dominos_01

Todo es diferente con Starship

Cada vez más y más robots están reemplazando a los humanos en diferentes tipos de trabajos. Ahora llegó el turno de los repartidores, ya que gracias a la gente de Starship Technology, startup creada por los dos fundadores de Skype, llega “Starship”, un pequeño vehículo robótico eléctrico y autónomo que será el nuevo repartidor de comida en Redwood City, California.

Este pequeño vehículo eléctrico cuenta con un sistema de conducción autónoma que le permite circular a un máximo de 6 km/h por las aceras donde, gracias a su GPS y conexión de datos, siempre está en contacto con sus responsables, quienes pueden dar seguimiento a sus trayectos.

Después de comprobar los buenos resultados, estos pequeños robots están listos para entrar a la acción en condiciones de trabajo real. La cadena DoorDash ha adquirido seis de estos vehículos, quienes se encargarán de entregar pedidos de comida en las calles de Redwood City. Estos vehículos estarán dedicados a hacer entregas en un radio de máximo 3,5 kilómetros, ya que los “dashers”, los repartidores humanos, se encargarán de entregas en distancias más largas y en direcciones más complejas.

Cuando se le pregunta si los robots reemplazarán a los dashers, el cofundador de DoorDash y el jefe de productos Stanley Tang comentaron que la compañía ve a los bots como un complemento, no como un reemplazo. "Hemos encontrado que los robots están mejor adaptados a las órdenes más pequeñas y de corta distancia que Dashers a menudo evitan, liberando así a Dashers para cumplir con las entregas más grandes y complejas que a menudo resultan en más dinero para ellos", dijo Stanley.

Esto seguirá pasando más y más

La entrada al mundo de los robots lo está cambiando todo rápidamente, ya que cada vez vemos como los robots pueden llevar a cabo trabajos hechos por personas e incluso de manera más eficiente. Me imagino un mundo pronto donde las construcciones de los edificios y casas sean realizadas en su mayoría por robots, con poca participación de la mano humana. Restaurantes enteros donde solo te atiendan robots y, aunque no lo crean, ya existe la primera tienda donde todo está automatizado, cortesía de Amazon.


En pocas palabras las opciones de aquellos que quieran emigrar a un país a conseguir algún tipo de trabajo bajo la mesa se veran drásticamente reducidas con el pasar de los años por la llegada de robots cada vez más eficientes.