Monólogo de una feminista melómana

Muchos dicen que en Latinoamérica hay canciones machistas, y es verdad. Pero aún no se logra entender que no se trata de un género musical o región específica, sino de un problema mundial. El machismo existe en todos lados y, lastimosamente, en la música, algo tan bello como eso, también se encuentran letras que nos oprimen. No sé si quienes las interpretan o componen lo hacen con esa intención, pero quisiera creer que no.

De verdad me encanta este arte, tanto que toco la batería en una banda junto a unas amigas. Nos llamamos Violeta violenta, pero no le prestes atención al nombre, somos unas ositas cariñosas. Pero después te hablaré de nuestro trabajo cuando algún día logremos grabar nuestro material. Ojalá fuéramos como otras agrupaciones que tienen dinero para hacerlo y lo malgastan en canciones sin sentido. No te preocupes, no hablaré del reggaetón, ya todos y todas sabemos de qué van esos cerdos amantes del patriarcado.

El punto es que a veces no le prestamos atención a las cosas que sí merecen ser analizadas a profundidad. Lo cercano a nuestra “comprensión” es lo evidente, y recuerda que el sistema busca seres alienados que no cuestionen sino lo contrario. Eso de vivir en una era de libre albedrío es tan mentira como que me gustan las mujeres. No todas las feministas somos lesbianas, me rasuro las axilas y me encanta arreglarme. Lo digo por un tipo que escribió algo por ahí, supuestamente no es machista, pero sólo aparenta no serlo.

Este sujeto me generó mucho odio. En fin… volvamos al tema. Hay músicos que nos encantan, pero tienen canciones machistas por excelencia. Entiendo que las interpretaciones son subjetivas, pero dime tú, si no lo son, ¿de qué hablan entonces?

Run for Your Live -The Beatles

Preferiría verte muerta, muchacha / Antes que con otro hombre / Trata de no perder la cabeza, muchacha / O no respondo de mis actos / Será mejor que salves el pellejo, muchacha / Esconde la cabeza en la arena, muchacha / Si te pillo con otro hombre / Es el fin, muchacha.

De por sí, odio a los Beatles, no entiendo por qué hay muchos que los aman cuando tienen canciones tan horribles como ésta. Yo me acuesto con quien quiera y no debo ser asesinada por eso.

Te dejo el karaoke para que la cantes, machista.

La celosa - Carlos Vives

Y si acaso no regreso por la tarde / Volveré al siguiente día en la mañanita / Si me encuentro alguna amiga / Que me brinde su cariño / Yo le digo que la quiero / Pero no es con toda el alma / Solamente yo le presto el corazón por un ratito / Todos esos son amores pasajeros y a mi casa vuelvo siempre completito / Negra, no me celes tanto / Déjame gozar la vida / Tú conmigo vives resentida / Pero yo te alegro con mi canto.

Déjame ver, Carlos Vives, vas de farra y te coges a cualquiera. Chévere. Y si a quien le dedicas esa canción se le ocurre hacer lo mismo, ¿qué harías? Esa doble moral machista de que el hombre es campeón por fornicar y la mujer zorra por dejarse, es un atraso. Incluyo esta canción en la lista porque en ningún momento le dijo a su negra: “Hazlo tú también”.

La ingrata - Café Tacuba

Por eso ahora tendré que obsequiarte un par de balazos pa' que te duela / y aunque estoy triste por ya no tenerte / Voy a estar contigo en tu funeral.

Lástima que una gran banda como Café Tacuba haya compuesto algo como esto. Y no lo voy a negar, cuando era adolescente vinieron a mi ciudad y disfruté ese concierto. Por suerte, ellos reconocieron recientemente que la canción es violenta y podrían dejar de tocarla a pesar de ser una de las más conocidas.

Steal My Girl - One Direction

Todos quieren robar mi chica / Todos quieren quitarle su corazón / Un par de millones en todo el mundo / Encuentra otra porque ella me pertenece.

Primero, cuando tenía la edad de estos muchachos de One Direction, andaba jugando PlayStation. Nada pendiente de chicos, y menos de tontos como estos. ¿Ella les pertenece? ¿Entonces ella es una empanada? Ridículo. Nadie es de nadie. Es más, las empanadas deberían de ser para todos y todas.

I've Got a Woman - Ray Charles

Ella sabe el lugar de una mujer / Y está ahí, ahora, en el hogar

Esta corta frase lo dice todo. ¿Nosotras debemos estar en el hogar? ¿Y los hombres?

En carne viva - Scarlett Linares

Olvídame si es que puedes / Si es que puedes olvidarme / Yo también he conocido / Lo bueno de los amantes / No te lo había comentado / Porque no quería humillarte / Basta de tantas mentiras / Él también sintió mi carne / Lo que es igual nunca es trampa / Aprende a ser buen amante.

No se confundan. El machismo también es un fenómeno que podemos apreciar en algunas mujeres, como esta cantante. “Lo que es igual nunca es trampa”. Qué frase tan cliché y tan equivocada. Rebajarse no es reivindicarse. Además, ella se acostó con otro sólo por resentimiento, para herir el orgullo viril de su ex pareja. Qué ridiculez. Cuidado con ese falso feminismo, corrijo y repito: es machismo porque no lo hace por placer, y cuando ya hay un factor externo a nuestra voluntad, no es libertad.