Si ya saliste del clóset existencial para darte cuenta de que la vida fuera de él no tiene sentido, deberías leer a estos señores.

El existencialismo no es representado precisamente por nuestro yo adolescente que se frustra por el propósito de su vida que, aunque va por el mismo camino, sabemos que nunca podemos confiar en lo que nos dice el yo de 17 años.

En este mundo donde todo se ha ido un poco a la mierda, es necesario mirar las cosas de una forma distinta y dejar de culpar a los demás por nuestra vida. Si ya superaste tu adolescencia y estás en tus veintitantos, es hora de familiarizarte con esta corriente filosófica y no quedarte de brazos cruzados mirando como pasa tu vida desde un balcón.

Vayamos un poquito más allá y cuestionemos la razón de todo lo que nos rodea, y vamos a adueñarnos de la idea de que el motivo de tus dramas eres tú, que eres maestro y señor de todo lo que te ocurre, y que la única persona responsable de comprenderlo y cambiarlo eres tú a través de lo que piensas y de lo que haces.

Una vez que hayas llegado a esta conclusión, tal vez gracias a la mindfulness, habrás salido del clóset como un existencialista declarado. Y entonces, solo entonces, deberás leer estos cinco libros.

“El Túnel” de Ernesto Sábato

The-Tunnel

Todos nos hemos sentido frustrados por la rabia de los celos, pero el escritor argentino decidió exponerlo de una forma tanto hipnótica como trágica. Retrata la historia de un pintor que convierte el amor en obsesión, llevando a la chica y a él mismo a un hueco sin salida.

El Túnel posicionó a Sábato como uno de los escritores con mayor reconocimiento en el mundo.

“La Insoportable Levedad del Ser” de Milan Kundera

milan_kundera

Milan Kundera retrató en esta obra todo lo que sufrió en su país durante la guerra. Nacido en la República Checa, Kundera publicó este libro en 1984 y logró sorprender y enamorar a todo el mundo desde su primera lectura. Una historia de amor que muestra los contrastes de la amistad y de la vida y que al final, como todo, pierde el sentido.

Uno de mis favoritos, y que forma parte de mi muy seleccionada biblioteca. Digo muy seleccionada, porque la venta de libros en Venezuela no me deja decir otra cosa.

“El Extranjero” de Albert Camus

el_extranjero

Un libro en el que vivirás la historia de un hombre indiferente, un hombre ajeno a todo lo que le ocurre y de cómo se vuelve víctima de un juego absurdo en el que tienes que demostrar empatía para no ser considerado un extraño.

Indiferente al amor, indiferente a la muerte de su madre e indiferente hacia él mismo. Creo que todos nos hemos puesto alguna vez en el lugar del protagonista, Meursault.

Si ya te has leído estos tres libros, entonces necesitas subir a otro nivel de existencialismo. Te dejamos estos dos, que explican un poco más.

“La Mujer Rota” de Simone de Beauvoir

la_mujer_rota

Este libro incluye tres relatos de tres mujeres que muestran lo que significa para nosotras los conceptos de la soledad, la agonía, el amor y la frustración de la edad.

Sí, es cierto que ha pasado mucho tiempo desde que se publicó, pero nunca podremos dejar de leer las páginas de Simone de Beauvoir que, aunque pasen los años, siempre tendrá algo de verdad y autenticidad femenina.

“La Náusea” de Jean-Paul Sartre

la_nausea

Por supuesto que Sartre no podía faltar en esta lista, siendo uno de los mayores exponentes del existencialismo.

La Náusea es el diario del protagonista Antoine Roquentin, que va anotando las impresiones que tiene de los personajes que lo rodean en la ciudad donde vive. Cada uno tiene algo interesante y hasta absurdo que sólo él nota, como parte de la realidad que todos intentan ignorar.

“El mundo es, por supuesto, nada excepto nuestra concepción del mismo”, Anton Chejov

El existencialismo nos puede enseñar muchas cosas que podemos emplear todos los días, como asumir tu realidad y la responsabilidad que implica, y ser el único autor capaz de cambiar tu vida. Estoy consciente de que es algo súper intenso, pero hablemos claro: todos tenemos nuestras etapas intensas y, quienes no las tengan, las necesitan.

Si eres un existencialista declarado o quieres serlo, entiendes que al leer este artículo estás asumiendo el compromiso de leer estos libros o de al menos compartirlo a los amigos dramáticos que todo el tiempo cuestionan el rumbo de su vida. Tengo fe en ti.

Giphy

Giphy