Ponte los patines para que me alcances

Entre tantas ideas excelentes que nos han presentado últimamente, el poder tener un carro que se conduzca solo es una de las más llamativas y arriesgadas de todas. Estamos hablando de ceder totalmente el control de algo a lo que estamos más que acostumbrados a manejar. Y no solo eso; también implica en confiar tu seguridad y la de los tuyos en una máquina.

Pero bueno, si alguien iba a empezar a desarrollar este proyecto, era de esperarse que fuera Apple, una de las empresas más sólidas de la actualidad. Aceptará el reto y nos empezará a dar de qué hablar. De hecho, tanto es así que ya su carro autónomo ha sido visto en las carreteras de California, a pesar de la incertidumbre que rodea al proyecto, que hace apenas unos meses casi se consideraba una iniciativa fallida y candidata a ser disuelta.

Lo que se ha podido ver es un vehículo cubierto de sensores que se incorporó al tráfico. Según informa la agencia de noticias Bloomberg, los sensores montados sobre la carrocería del vehículo no han sido fabricados por Apple, sino que proceden de terceras compañías involucradas en la creación de componentes necesarios para la fabricación de carros autónomos. Se incluye un lídar (según nuestro apreciado Wikipedia: “un dispositivo que permite determinar la distancia desde un emisor láser a un objeto”) fabricado por Velodyne y varias cámaras para controlar la proximidad de los coches situados alrededor del prototipo.

icar

Apple no es la única de Silicon Valley que está montada con esto, ya que Google (a través de Waymo), Uber, Intel, Qualcomm y Nvidia también trabajan en este tipo de tecnologías.

Hay que destacar que no todo ha sido color de rosa para este proyecto; desde el inicio del año los rumores indican que Apple había abandonado la fabricación de este vehículo para concentrarse en el desarrollo del software de navegación automática. Así que aún es muy pronto para pronosticar con certeza el futuro del vehículo fabricado en su totalidad por Apple, y mucho menos para qué fecha se podría esperar. Un detalle curioso: el Lexus RX450 fue el modelo usado por Apple para esta prueba, y fue también el de elección por Google para poner a prueba sus tecnologías de vehículo autónomo, aunque el despliegue inicial llevado a cabo por Waymo se está realizando utilizando monovolúmenes Chrysler.

No es para todos lados


Yo admito que me encanta manejar. Y aunque puedo pasar horas viajando sin fastidiarme, odio estar metido en un tráfico una cola, como ocurre con todas las personas. Tengo que admitir que Venezuela es un excelente país par aprender a manejar. En especial, porque existe cierto grado de anarquía que te hace estar alerta en todo momento, y uno se tiene que ingeniárselas para salir de las trancas más horribles que se pueden formar, las cuales ocurren porque se fue la luz y no hay semáforos, entre otras tanta razones. Ahí es cuando vemos la importancia de la capacidad del ser humano de razonar y tomar decisiones fuera de la caja, de lo cual estoy seguro que sería muy difícil de hacer en una máquina por más avanzado que sea su software. Si todo es perfecto, el carro funciona sin problemas. Pero ese es el asunto: en el mundo, nada es perfecto.