Google ya no es el buscador predeterminado en Rusia - Komienza | Vive tu vida al máximo
Acabando con una hegemonía

No es secreto para nadie que Google es el buscador de información más utilizado en el mundo. Esto es por muchas razones, pero en lo personal, simplemente porque me parece que es el mejor. Pero como en toda competencia, en la cual Google lleva la delantera por kilómetros, siempre están aquellos que dan su máximo esfuerzo para destronar al líder y, aunque no lo crean, en Rusia lo han conseguido… Google ya no será el buscador predeterminado de los nuevos terminales Android.

google-vs-yandex

Yandex al ataque

Google tiene una larga batalla en Europa por su posición dominante. Esto va desde el dominio del buscador sobre el resto de servicios similares, control que ejerce sobre Android al hacer que los fabricantes pasen por el aro de las Google Apps y sus servicios. Android es Open Source en gran parte, pero acceder a la tienda de aplicaciones Android tiene su precio.

Rusia ha sido el país más efectivo en tratar de meterle mano a Google por sus apps en Android, ya que consiguió que la empresa californiana pagase una multa millonaria por el control sobre la gran mayoría de fabricantes con Android. Y ahora tendrá que aceptar al enemigo en su propio sistema.

Yandex es el buscador de internet de Rusia, y el portal más visitado del país, y empezaron una disputa con Google llevándola hasta el ámbito legal, haciéndolo pagar una suma de 6 millones de euros por comisión antimonopolio de Rusia. Google tuvo que ajustarse a esto por su posición dominante sobre el sistema Android, pero ahora deberá dar un paso más y ceder el puesto a cualquier otro buscador que desee introducir el fabricante.

En Rusia, los fabricantes de móviles que deseen distribuir smartphones con Android, podrán venderlos con otro buscador por defecto distinto de Google. Siempre sin tener que prescindir del resto de las Google Apps:,cada fabricante acordará con los buscadores cuál será el que sus móviles llevan por defecto.

0903_Yandex-search-engine

Un golpe al orgullo

Sin duda, esto es un “golpe” al orgullo de la compañía, no porque sea algo que los afecte sustancialmente, ya que estemos claros 6 millones de euros no es nada para una empresa de la talla de Google. Sin embargo, el tener que bajar la cabeza en un país y aceptar que su propio sistema operativo sea integrado con otros buscadores que no son el propio y signo de la compañía, es algo fuerte de procesar.


Nunca he estado de acuerdo con el monopolio absoluto de nada, pienso que mientras existan otros competidores dignos, siempre se buscará mejorar y se estimulará la competencia sana. Eso sí, espero que los fabricantes de dicho país opten por el mejor servicio para los usuarios, y que no sea un tema netamente nacionalista, ya que según mi experiencia, cuando ese punto es lo primordial, generalmente todos terminan siendo una porquería por la falta de imparcialidad.