Toda nuestra vida ha sido una mentira, señores.

 Ser una persona que CASI siempre llega tarde a todo, implica que muchas veces me la paso corriendo de un lugar a otro. Uno de mis consuelos era saber que tenía a mi disposición el canal izquierdo de las escaleras mecánicas del metro, donde las personas como yo podían evitar a los lentos o a los que no tienen tanta prisa y ahorrar tiempo.

Incluso, sea el consuelo de ustedes también.

Sin embargo, ¿qué pensarías si te dijera que si te quedas de pie llegarás más rápido a tu destino? Y no sólo eso, sino que todos llegaríamos más rápido.

Así es y los expertos están para comprobarlo.

De acuerdo con un artículo del New York Times, se pierde mucho menos tiempo si todos se quedan parados uno al lado del otro sin dejar vacío un canal. Pues aunque las personas que pasan corriendo llegan más rápido, el resto sufre una increíble pérdida de tiempo por hacer cola para subirse en las escaleras en primer lugar. Esperar de pie en ambos canales reduce considerablemente ese tiempo de espera.

El director general del metro de Washington, Paul Wiedefeld, indicó que la popular práctica y costumbre de permanecer de pie en el lado derecho y caminar por el lado izquierdo, de hecho podría dañar las escaleras eléctricas.

Escalera

Este es un tema que ha sido tratado en muchas ciudades del mundo, pues en Londres se hizo un experimento en el 2015 donde concluyeron que al practicarse este método, la congestión de personas se redujo en un 30%.

Evidentemente, de esta forma intentan darle al ciudadano la concepción de actuar por un bien mayor. Nada novedoso, pero sin duda implica cambiar el pensamiento básico de necesidad antes que lógica y razón. Algo sumamente difícil de adoptar. Pero no nos detengamos en los inconvenientes de esta propuesta todavía.

Por si aún no lo creen, los consultores de Capgemini Consulting en Londres hicieron un experimento con datos mucho más exactos en la estación de Green Park.

Cuando el 40% de las personas caminaron, los que estuvieron de pie tardaron un total de 138 segundos y los que no, unos 46 segundos. Gran diferencia. Sin embargo, fíjense que gran parte de los 138 segundos se debe a lo que tuvieron que esperar para montarse en las escaleras. Así que cuando todos se quedaron parados uno al lado del otro, tardaron en promedio 59 segundos.

Una mejora de 79 segundos.

Incluso la cantidad de personas esperando era de 73 y disminuyó a 24.

Giphy

Giphy

Podemos concluir que la principal causa del largo tiempo para subir una simple escalera mecánica se debe a la cantidad de espacio desperdiciado por los usuarios. Porque no sólo la mayoría desea utilizar un canal, sino que se suben cada dos o tres escalones, lo que incrementa la pérdida de espacio y, por ende, el tiempo de espera.

Obviamente, estas observaciones no se hicieron en Venezuela, porque a este país también lo conocen como el lugar donde el espacio personal no existe.

“¿El qué?”, como me dijo una señora en la farmacia.

Pero en muchas otras partes del mundo, es algo bastante serio e incluso se “respeta” que una persona ponga una bolsa en el asiento que está a su lado en el bus o en el metro para que nadie se siente junto a ella (porque aceptémoslo, es algo medio abusador).

Y ese es uno de los muchos inconvenientes que propuestas como estas pueden sufrir. Pues aunque es un método que nos beneficia a todos, varios pueden caer en el individualismo y pasar por encima de la razón, perdiendo espacio y tiempo importante para todos.

Capaz en un futuro pueda vivir en un país más civilizado donde la ciencia nos motive a mejorarnos, tomando en cuenta ideas que realmente nos sirva y nos ayude a no llegar tarde a clases.

Hasta entonces, estoy clara que muchos de ustedes utilizarán esto como excusa para llegar tarde, pues culpar a la gente caminando en las escaleras mecánicas del metro puede resultar bastante divertido.

Y ese será nuestro consuelo.

Giphy

Giphy