¿Multifacético?

Homero Simpson es impulsivo y aventurero, de eso no hay duda. Su trabajo habitual como inspector de la Planta Nuclear le parece aburrido; el ímpetu lo ha llevado a trabajar en numerosos oficios. 188 en los primeros 400 episodios, para ser exactos. Homero ha estado en tantos puestos que a veces los repite con alguna variación. Especialmente, si se trata de conducir. Hoy comparto 5 trabajos de este personaje como conductor.

Los capítulos no siempre se enfocan en sus empleos: estos son un complemento de otros acontecimientos que se conectan. El elemento desencadenante es la distracción de Homero que lo lleva a cometer actos carentes de sentido. Aún así, siempre consigue un empleo, algo que al buen Frank Grimes le molestaba. El caso es que todos sus trabajos no son constantes a pesar de lo buen trabajador que es. Esto se debe a la naturaleza inestable de nuestro querido Simpson. Será un hombre peculiar, pero se debe reconocer que ha vivido muchas aventuras. Aquí vamos:

Conductor de ambulancia

En el episodio Sátira de un ama de casa fastidiada, de la temporada 15, Homero compra casi todo el menú de Krusty Burger y se enamora de un gran burrito que luego explota mientras conduce su auto. La fuerza esparce los restos en el parabrisas, imposibilitando la vista de Homero. Termina chocando contra la Planta Nuclear e inmediatamente es despedido. Intenta trabajar como vendedor de autos, pero fracasa. Le surge la idea de adquirir una ambulancia Cadillac 1959 y comienza a prestar su servicio a pacientes que, por la poca capacidad de orientación de Simpson, sufren mucho.

1

Conductor de camión de helados

Homero es nuevamente despedido en el episodio Helados de Marge (la del cabello azul claro), de la temporada 18. Después de que Burns lo manda al demonio, se va a disfrutar de un helado. En ese momento, el heladero muere de un infarto. Homero compra el camión de helados y se convierte en el nuevo repartidor. Mientras tanto, Marge se convierte en una artista reconocida. Invita a su esposo a asistir a su exposición, pero él se entretiene vendiendo helados y como siempre, lo olvida por completo. Cuando recuerda el evento, se apresura y termina embarrandola. Todo por culpa de los helados.

3

Conductor de quitanieves

En el capítulo Don Barredora de la temporada 4 Homero choca su auto con el de Marge por culpa de una tormenta de nieve. Ahora no cuenta con medio de transporte, y como él es un hombre inquieto, va a una exposición para comprarse uno. Un vendedor le convence de comprar una camioneta quitanieves, permitiéndole ofrecer el servicio a los habitantes de Springfield. El nuevo negocio es todo un hito; hasta le produjeron un comercial y todo. Barney le pregunta a Homero por qué ha tenido éxito. Recibe por respuesta que debe salir al mundo a hacer lo mejor que pueda. Al día siguiente, Barney compra una camioneta aún más grande que la de Homero. Ambos compiten para ganarse el puesto, pero ambos terminan abandonando y se van a tomar unas cervezas.

3

Conductor de monorriel

En Springfield habrá un monorriel. Homero decide convertirse en el conductor porque es “el sueño de su vida”, algo que a Marge no le gusta. Aún así, Homero se somete a un curso intensivo de tres semanas y listo, se convertirá en el nuevo conductor. Pero su esposa descubre los planes detrás de la obra: resulta que Lanley, el extraño que propuso el medio de transporte, se robó el dinero para irse del pueblo. El medio de transporte es inseguro, algo que Homero ignora mientras comienza su primer y último día de trabajo, el cual no pudo cobrar. Este episodio de la temporada 4 es uno de los clásicos.

4

Conductor de grúas

De la temporada 19, Grúa de medianoche es el episodio donde el padre de la familia Simpson trabaja como conductor de grúas porque casi remolcaron su auto. Él habla con el encargado, de nombre Louie. Tras iniciar una conversación, Homero se entusiasma por involucrarse en el negocio. Obtiene como advertencia que no se acerque a la zona de Louie para evitar competencia. Los vecinos de Springfield se molestan porque el nuevo trabajo los obliga a pagar numerosas multas, y por eso engañan a Homero para que remolque en otro lugar que es el de Louie. Cuando este se entera, no duda en secuestrar al pobre novato. Pero como buen capítulo de los Simpson, el protagonista soluciona y vuelve a su trabajo aburrido. 

midnight_towboy