Aesthetic is no joke, bro.

Como estudiante y fanática intensa del cine, he aprendido que una buena película no siempre es aquella que tiene un guión increíble. Aunque sea uno de los pilares más importantes, una gran pieza se apoya en otros: la dirección de fotografía y la dirección de arte. Ten esos tres pilares firmes y verás en tus manos una película genial. Y el cuarto pilar es, por supuesto, la actuación.

Sin embargo, aquí hablaremos de los pilares del arte y la fotografía. Muchos factores pueden influir en la parte visual de la pieza: los encuadres, la iluminación y, mi parte favorita, los colores. Puedes ver una película con un guión de shit pero, si es estéticamente satisfactoria, ten por seguro que la volverás a ver. Porque así somos; en especial los millennials, que somos una generación muy visual gracias a las redes y al internet, donde la forma de comunicación es más efectiva a través de imágenes y videos.

A continuación, les dejaré varias películas donde los cuadros parecen unas pinturas, y que sin duda vas a terminar babeando una vez más gracias a la aestethic.

Drive (2011)

Ryan Gosling no es lo único que tiene de bello. Sus cuadros y la selección de sus colores hablan por sí solos.

drive

Comptent (1963)

En esta película de Jean Luc-Godard se manifiesta su fascinación por el buen uso de los colores y la belleza de Brigitte Bardot.

comptent

Cries and Whispers (1972)

Ingmar Bergman hizo más películas en blanco y negro que a color; pero cuando se trataba de color, él se lucía. Difícilmente verás un mejor empleo del color rojo en cualquier otra película. Demasiada emoción como para pasar desapercibida.

cries_and_whispers

Y como Bergman es un maestro, no me molesta seleccionar otra pieza de él…

Fanny and Alexander (1982)

Simplemente espectacular. La Suecia adinerada de principios del siglo XX no podría ser mejor retratada. Una obra maestra de Bergman que ganó cuatro premios Óscar: Mejor Película Extranjera, Mejor Vestuario y, por supuesto, Mejor Fotografía y Mejor Dirección de Arte.

fanny_and_alexander (1)

In the Mood For Love (2000)

Una historia de amor algo enredada. ¿Pero cuál no lo es?. El Hong Kong de los 60 con el estilo y el glamour de Maggie Cheung.

in_the_mood_for_love

Y, talking about love

Love (2015)

Amé esta película: la composición, la edición, la historia, todo es increíble. Gracias, Gaspar Noé.

love

La La Land (2016)

Los colores son los protagonistas y las personalidades de cada elemento. Tiene un soundtrack increíble, y el arte se inspira en muchos clásicos del cine. Un espectáculo que te tripeas de comienzo a fin. Y por supuesto, tiene a Ryan Gosling y a Emma Stone. Si compitieran entre ellos, sería imposible tener un ganador.

la_la_land

Barry Lyndon (1975)

Porque obviamente teníamos que hablar de Stanley Kubrick. En Barry Lyndon tienes que amar cada cuadro, pues parecen pinturas del siglo XVIII.

barry_lyndon

Y no se puede hablar de Kubrick sin mencionar a…

2001: A Space Odyssey (1968)

Cada cuadro cuidado rigurosamente, cada objeto con una intención simétrica. Un discurso visual espectacular que es un must en la lista de cualquier cinéfilo. Y bueno, Kubrick es Kubrick.

2001

Lo que nos lleva a...

The Shining (1980)

Donde la simetría es admirable y los colores cuidadosamente seleccionados, estos son acompañados por locura, puertas rotas y mucha, mucha sangre.

the_shining

Vertigo (1958)

Aquí Hitchcock manipula tu velocidad respiratoria a través de distintos factores: la actuación, el guión y, por supuesto, sus planos artísticos. Cada personaje tiene un color que los distingue. Además, también usa a su favor la ausencia del mismo, porque escena que no tenga color es escena sin peso emocional.

vertigo

Marie Antoinette (2005)

Porque si ibas a retratar a la reina más ostentosa de Francia, tenías que hacerlo a lo grande. De lo contrario, estarías meando fuera del perol. Good job, Sofia.

marie_antoinette

A Single Man (2009)

No se esperaba menos de Tom Ford. Una obra de arte que parece un divino desfile de modas.

a_single_man

Lawrence of Arabia (1962)

Los planos generales en el desierto son simplemente breathtaking, además de jugar con el color de la manera más sutil posible.

lawrence_of_arabia

Amélie (2001)

Los contrastes, la música y los movimientos de cámara parecen fundirse en tu mente y crear una pintura impresionista. Pero creo que ya varios sabían eso.

amelie

The Last Emperor (1987)

Al principio, la gloria, y a medida que van sucediendo los hechos, la iluminación y sus colores manifiestan la decadencia a la perfección.

the_last_emperor

Dick Tracy (1990)

Porque si vas a llevar un cómic a la gran pantalla tienes que hacerlo al estilo de Warren Beatty. Cada cuadro parece sacado de una página de comiquita a lo pop art.

dick_tracy

8 ½ (1963)

Sí, en blanco y negro, pero con Marcello Mastroianni y el atractivo estilo italiano, con su esmoquin y excentricidades que trae con él. Gracias, Fellini.

8

Lo que nos lleva a…

Nine (2009)

Una reciente versión musical de 8 ½, donde escucharás cantar a Daniel Day-Lewis al colorido y, una vez más, excéntrico estilo italiano.

nine

The Grand Budapest Hotel (2015)

Y prácticamente todas las películas de Wes Anderson, porque era obvio que no podía faltar en esta lista. No es por nada, pero siempre que veo una película de él provoca comérmela. ¿Sólo me pasa a mí? Porque esos colores pasteles son tan perfectos que despiertan un instinto extraño en mí, como si estuviese viendo una torta exquisita que parece estar fuera de mi alcance.

grand_budapest_hotel

Intenté hacer que pareciera un cumplido. En serio lo intenté.

Her (2013)

Donde te puedes enamorar de un sistema operativo y ser completamente normal. Te lo aguantas porque te muestran planos como estos.

her

Y ahora que veo a Joaquin Phoenix, no me puedo olvidar de…

The Master (2012)

Impecable. La aparición espontánea del mar te hace recordar lo pequeño que eres. Además, el uso de la iluminación es bastante modesto y perfectamente notorio. Y bueno, en este punto ya deberías conocer mi amor por el color, y su uso en esta película es precioso.

the_master

Como todo tiene un final, aquí termina la lista. Consideré en un momento ponerles escenas de cada película, pero al final me di cuenta que me gustaría más que la vieran como una pintura o incluso con una fotografía, para que así mi mensaje llegara de manera más directa e impactante.

Si estás haciendo tu corto o estás considerando hacer uno, te recomiendo que veas algunas de estas películas. Supongo que la mayoría las han visto, pero sé que muchas otras no.

Disfruten y gocen del extraño pero satisfactorio efecto de la estética. ‘Cuz it ain’t no game, bro.

Giphy

Giphy