#90sForevah

¿No les pasa que están hablando con unos panas cuando de pronto surge el nostálgico tema de la infancia? Yo sé que sí, porque todos pasamos por prácticamente lo mismo y es un tema que una vez que caemos en él, ya no podemos hablar de otra cosa.

Jugábamos con los hielos locos, veíamos las películas originales de Disney en VHS, nos hipnotizábamos con las mejores comiquitas de la vida y competíamos para averiguar quién era el rojo de los Power Rangers, todo mientras sonaba Mambo No. 5 en la radio.

Es en ese momento cuando nos ponemos a reflexionar de forma dramática sobre lo mucho que han cambiado las cosas desde entonces. El internet ya no hace que el teléfono suene raro y ahora no tienes que alquilar las películas por Blockbuster, sino que existe la magia del streaming.

Giphy

Giphy

Y aunque esos días ya estén en el pasado, todavía nos quedan muchas oportunidades para revivir la mejor década para la mayoría de nosotros. Por eso nos dedicamos a hacer lista de películas perfectas para esos sábados en los que el mejor plan es quedarse en casa, con una buena película y mucha mucha chuchería para ser un puberto again.

Clueless (1995)

Donde la crisis existencial de Cher es expuesta con el estilo que todos soñamos, a lo Barbie Malibú.

10 Things I Hate About You (1999)

Amar no es fácil, y menos cuando estás en el colegio y debes ser una versión de los 90 de la Fierecilla Domada de Shakespeare.

Can’t Hardly Wait (1998)

Sí, todos tuvimos un crush en el colegio pero pocos se atrevieron a declararse. He aquí la historia de alguien que lo intentó con nadie menos que Jennifer Love Hewitt de los 90. El típico self discovering que ocurre cuando te gradúas.

Cruel Intentions (1999)

Cuando el amor vence al sexo, las drogas y las cruel intentions. ¿O era al revés? ‘Cause it’s a bitter sweet symphony...

American Pie (1999)

La primera de las primeras que reveló que la adolescencia no es sólo dramas, sino que está compuesta por cientos de momentos incómodos. Pero nada de eso te lo tomas en serio cuando tienes un amigo como Brewster.

She’s All That (1999)

La película cliché de adolescentes en el colegio que es el vivo ejemplo de que si quieres agregarle drama, agrégale una apuesta cruel y sin sentido. Pero nos encanta, and we know it.

You’ve Got Mail (1998)

Porque basta de películas de adolescentes. Los primeros dos adultos que vimos en la TV que encontraron el amor por internet, o mejor dicho, por correo electrónico #MegRyanRockz

Pretty Woman (1990)

Baby, I’m gonna treat you so nice, you’ll never gonna wanna let me go...

Mrs. Doubtfire (1993)

Porque Robin Williams no podía faltar en esta lista. No todos los papás se disfrazan de una Niñera SOS pana con tanto estilo, pero él sí.

Mathilda (1996)

Porque cuando todo va mal y eres una niña dulce, lo menos que podía pasar era que tuvieras poderes de telekinesis. #NoMePasa

Home Alone (1990)

El sueño de todo niño de los 90. Bueno, algo así…

Juego de Gemelas (1998) - No puse el titulo original, porque simplemente no es lo mismo.

No sé ustedes, pero a los diez tenía la esperanza de tener una gemela perdida en alguna parte del mundo, y que nuestro encuentro fuera tan genial como lo es en esta película #WhatHappenedToYouLindsay

Oh, the 90s

La década en la que te creías la historia de la Cenicienta con una prostituta y un empresario o cuando estabas atento en los planes vacacionales a ver si por fin te encontrabas a tu gemela perdida.

Sin duda, no tenemos nada que envidiarle a los niños de hoy.

Giphy

Giphy