Una piazo de lista bien subjetiva

Una banda como The Beatles también tiene canciones malas. Y es que la perfección no es humana. Al menos tranquiliza a quienes nos hemos preguntado si estos monstruos de la música vinieron de otro planeta. Por suerte, es menor la cantidad de canciones malas comparada con las buenas. Faltan muchas listas para nombrarlas, pero siempre hay unas cuantas ovejas descarriadas. Hoy dedicamos un espacio a aquellas que pasan desapercibidas, o que siempre ignoramos en el reproductor.

Son muchas las razones: hay casos de temas tan buenos que opacan al siguiente, o la letra es insignificante, la melodía no termina de repetirse en la mente o el ritmo es insípido. Todo depende de nuestros gustos al tratarse de una banda versátil como esta. En cualquier álbum podemos encontrar de todo: desde un ácido blues, hasta un experimento con la música clásica de la India. Cuando se trata de mezcolanzas, siempre habrá al menos una que descartamos. Son malas porque sí. Admitámoslo, son pocos los discos que solemos escuchar completos. No se sientan mal por eso, ni tampoco ignorantes. Hasta los melómanos más melómanos lo hacen.

Vayamos al grano. Estas son las canciones malas de The Beatles por esencia:

Fue la primera escrita por un joven George Harrison. El mismo compositor manifestó que no fue una canción muy buena. Llegó a olvidarla una vez que fue incluida en el álbum With The Beatles (1963). Don’t Bother Me fue solo una prueba para el músico como futuro compositor. Por suerte, años después disfrutamos de verdaderas obras de arte. ¡La práctica hace al maestro!

Harrison no fue el único en componer algo malo para el novel disco. El dúo Lennon/McCartney también hizo de las suyas. Little Child fue una de ellas. Menos mal que McCartney reconoció que “es una canción de relleno”. De hecho, nunca fue tocada en vivo. ¡Menos mal!

MCcartney la había escrito para lanzarla como sencillo, pero finalmente formó parte de For Sale (1964). Aquì un extracto de la letra:

When I'm walking beside her/ People tell me I'm lucky/ Yes, I know I'm a lucky guy/ I remember the first time / I was lonely without her / Can't stop thinking about her now

Ojo: Ya sabemos las referencias líricas de One Direction y Justin Bieber.

Es la primera acreditada a Ringo Starr. El baterista contribuyó en los versos, y su voz es la que destaca en todo el tema. Originalmente, fue compuesta por Lennon cuando estaba en The Quarrymen, pero fue tomada en cuenta para el disco Rubber Soul (1965). Las guitarras son excepcionales, pero las melodías vocales desencantan. Si no me creen, presten sus oídos. ¡Ah! También disfruten del video, extraído del videojuego The Beatles: Rock Band (2009).

Sí, está bien, Good Day Sunshine se escuchó en momentos cruciales de la historia, como el de la misión espacial del transbordador Discovery (2005), pero es mala por su letra. Demasiado alegre para quienes preferimos temas más oscuros. Es la típica ñoña de McCartney. No sé qué hace en un disco tan experimental como Revolver (1966)

No es que odie a Ringo, pero hay canciones de él que no debieron hacerse. Una de ellas es Don’t Pass Me By. No sé ustedes, pero siempre la quito del reproductor apenas viene. Starr la escribió en 1963, pero fue incluida en el White Album (1968) con cambios en la letra. Aún así, no lograron mejorarla.

Creo que esta vez sí es personal. Esta es una de las peores de la banda, a pesar de ser compuesta por McCartney. Definitivamente, es la voz de Ringo, pero también la letra:

We all live in a yellow submarine/ Yellow submarine, yellow submarine/ We all live in a yellow submarine/ Yellow submarine, yellow submarine.


Sí, ya sé que viven en un submarino amarillo.