Un venezolano en 13 Reasons Why - Komienza | Vive tu vida al máximo
Cuando intentas sumergirte en el drama del ambiente, pero el venezolano dentro de ti simplemente no te deja #MayorSpoilerAlert

Empecemos por el principio. Había visto el trailer de la nueva serie de Netflix 13 Reasons Why hace como un mes, pero no le había prestado mucha atención. Típico drama adolescente de niños que no saben que la vida sigue después del colegio.

Viendo los primeros dos capítulos, no pude con tanto drama. El venezolano se me salía a cada rato. La oración “esta chama no aguanta chalequeo” se me salió en más de una ocasión. Después de un breve receso para digerir tanto drama, ya tenía que terminar con lo que había empezado, así que continué. Fue algo así como un chisme que el típico venezolano no se podía perder.

Luego de terminar la serie, fueron tantas las veces que se cruzaron frases criollas en mi cabeza que necesitaba compartirlo con alguien para ver si era la única que tenía esa vocecita en mi mente. Así que pedí la opinión de un conocido cuyo lenguaje coloquial resultaba perfecto para este artículo. Este “venezolano”, como accedió a ser llamado, relatará la serie en sus propias palabras, esperando que muchos puedan entendernos.

SPOILER ALERT

Ahora, aclarados ciertos puntos, vayamos por orden porque Hannah lo hizo.

BANQUITO

Sinopsis

La serie gira en torno al suicidio de Hannah Baker, una loca dramática que no sólo no soportó el bullying, sino que se buscó más yendo a fiestas e involucrándose en un entorno que sabía que le hacía daño. Sin embargo, antes de cometer la tragedia, Hannah grabó cintas dedicadas a las 13 razones por las que decidió suicidarse. Cada una es una persona y algo malo que le hicieron. Desde una foto nula hasta accidentes y violaciones, la serie te mata de intriga por saber lo que el protagonista Clay (el único decente de la historia) le hizo para llevarla a tomar una decisión tan trágica y extrema.

Ahora prosigamos a desatar el venezolano que muchos tuvieron en la cabeza al momento de ver la serie. Por favor, excuse my french.

Casete 1: Lado A. Razón #1: Justin Foley.

“Ajá, se acaba de suicidar la pana loca y al protagonista le llegan estas cintas en una caja. ¿Qué coño son esas cintas, bro? Es la loca que las grabó. Y primero habla del chamo este que se ve medio bichito. Ah, y que habían empezado a cuadrar, a besarse y vaina y luego le comienza a meter mano en un parquecito ahí. Ya va, esta corredera de un lado a otro, del pasado al presente me tiene verde. Y Clay se tarda mil años en escuchar la vaina, además de que se cae con la bicicleta del coño, menos mal se hizo esa cicatriz para no andar perdido en este arroz con mango. Ahora resulta que todo el mundo comienza a revisar los celulares y que la vida se le había arruinado a Hannah por una fotico nula con intentos fallidos de porno que tomó el Justin donde no sale nada. Naguará de drama el de los demás, yo veo esa foto y la borro por farándula. Y después le montó el show a Clay, demasiado pasada”.

Casete 1, Lado B. Razón #2: Alex Standall.

“Qué jeva tan dramática. Eran un grupito de tres y tal. Jess, Alex y ella, pero se alejan. Alex se empata con la morenita pero luego viene de nuevo el drama en vez de dejarlos hacer su cebo tranquilos. Lo más cómico es que después la parejita termina y Alex hace una lista de los mejores labios, el mejor culo y otras vainas ahí. Y adivinen quién es la chama del mejor culo. Hannah Baker. Pero por supuesto que está súper herida por el peo que le formó la amiga Jess a quien la había puesto como “el peor trasero”. Gran vaina: Agarran esa lista, la rompen por nula y siguen con sus vidas. Pero no, mejor es resolver todo con una buena cachetada por parte de Jess. Y este Tony ya me tiene hasta la coronilla con sus apariciones fantasma”.

Casete 2, Lado A. Razón #3: Jessica Davis.

“Y seguimos con la guachafita de la lista. Hannah y Jessica comenzaron a ser amigas por una consejera intensa del colegio que quiso que fueron amigas, y así fue. Empezaron a ir a un café todo rosa y chévere donde conocieron a Alex, un catirito medio tímido pero pana. Fueron mejores amigos y su lema era FML (Fuck My Life). No vale, qué pendejos de pana. Bueno, al final Alex se empata con Jessica y comienza un peo loco porque corre un rumor de que Alex y Hannah tenían una vaina. De bolas que era mentira. Y luego Alex hace lo de la lista y la torta. Chao, Jessica. Me rompiste el corazón y todo el drama que le sigue”.

Casete 2, Lado B. Razón #4: Tyler Down.

“Ay no. Es un pana todo creepy que tomaba fotos para la revista del colegio y espiaba a Hannah porque estaba enamorado de ella. No seas marico, chico. El pana se paraba al frente de su ventana para tomarle fotos, man. Sólo que Hannah tuvo que pasar por una lesbiana enclosetada para descubrirlo. Resulta que Hannah quería saber quién le andaba espiando y, mientras se quedaba dormida en clase por no haber pegado un ojo gracias al desconocido stalker, Courtney, la que se la da de la gran vaina en el colegio, se ofrece para ayudarla. Entonces una noche cuadran para agarrar al chamo y lo único que termina agarrando Courtney es a Hannah. Porque sí, es una lesbiana enclosetada y bueno, a la suicida no le importa, solo quería tener una amiga. Lo bueno es que no se awebonearon y descubrieron al stalker con una linterna, lo que no detuvo a Tyler porque la foto que les tomó a las chamas besándose se la mandó a todo el mundo. Ese carajito lo que provoca es darle tremenda coñaza, pero bueno, al menos Clay se vengó tomándole un foto en pelotas y mandándosela a todo el mundo. Pa' que sea serio”.

Casete 3, Lado A. Razón #5: Courtney Crimsen.

“Es la chama que “ayudó” a Hannah de atrapar al stalker Tyler y quiso coronar con ella, y después de eso se picó y dejó de hablarle. Y también Hannah, de jalabolas queriendo ser su amiga y tal. Al final Courtney y sus amigas pendejas se hicieron las panas y aprovecharon la camioneta que le habían regalado a Hannah sus papás. Son demasiado panas esos papás. Para un coño, porque en el baile este del colegio, Courtney se caga porque los demás chamos descubren que es ella la de la foto con Hannah y lanza un rumor de que ella le hizo oral a Justin. Y bueno, ya en este nivel, Hannah está jodida, pero tampoco para suicidarse, pues”.

Casete 3, Lado B. Razón #6: Marcus Cooley.

“No, viejo, a Hannah le gusta la vaina, porque sigue y sigue. En todas estas, todos los chamos que ya escucharon las cintas andan requetecagados de que Clay las vaya a hacer públicas. En esta cinta piensas que todo va ir bien para Hannah, pero si es así, estás meando fuera del perol. Al principio, ella participa en una actividad para conseguir su San Valentín ideal de acuerdo a una hojita de compatibilidad que llenan casi todos. Un poco de gente andaba súper activa con eso. Luego, Hannah recibe una llamada del presidente de la Mesa de Honor, un pana todo arrecho en el colegio. La invita a salir y cuadran en un lugar X. El pasado llega una hora tarde, y además con un grupo de amigos del equipo de básquet. El coñito intenta lucirse frente a los panas queriendo meterle mano a Hannah. De bolas que ella lo iba a mandar pal carajo y lo tumbó al suelo. Tremenda caída, la repetí como 7 veces. Al final el Marcus este se levanta y se va todo picado. Qué ganas de joder. Pero luego a uno de los amigos de Marcus le da cosa Hannah, así que la consuela”.

Casete 4, Lado A. Razón #7: Zach Dempsey.

“Es el amigo de Marcus que consoló a Hannah luego de que intentara meterle mano en el restaurante. Este capítulo sí fue demasiado nulo, porque el pana fue demasiado cuchi con ella, pero a ella ya le había pegado el trauma así que lo rechazó y le comenzó a gritar al frente de todo el mundo en el colegio. Ahora es que se da cuenta está meando fuera del perol cuadrando con esa gente de colegio. Y como este también se picó, porque todos en esta serie son unos picados, empezó a robarle unas notas de halagos que la gente ponía en bolsitas personalizadas para la clase de Comunicación. Gran Vaina. Porque ella sin esas noticas no podía vivir, que vaina tan nula. Al final ella le dejó una nota a la profesora de esa clase con señales de que se quería suicidar”.

Casete 4, Lado B. Razón #8: Ryan Shaver

“Y Hannah la sigue cagando, man. Es increíble. Después de que todos la jodieran, sigue buscando candela en ese colegio donde todos son unos vivos. Y más este Ryan que tiene pita de desgraciado. Pero bueno, para drenar todo lo que le estaba pasando, comenzó a ir a unos talleres de poesía. Otra vez con el drama de no sé quién soy, qué hacer, no soy buena para esto y termina siendo una dura escribiendo. Pero en ese curso estaba el editor de la revista del colegio y empezó a ser pana con Hannah, así que ella de pendeja comenzó a confiar en él. Escribió un poema personal y mega brutal de todo lo que le había pasado, y el vivo de Ryan se lo roba y lo publica en la revista de forma anónima con el permiso no sé de quién, de su abuela será. Y obvio, ella se pica y hace un gran drama al respecto. Clay le muestra el poema a la mamá y le dice que es de Hannah, así que los papás comienzan a ver al colegio para buscar respuestas porque el poema tiene tendencia suicida. Ya se está prendiendo el peo”.

Casete 5, Lado A. Razón #9: Otra vez Justin Foley.

“Y como Hannah ha tripeado tanto con los carajitos del colegio, ¿por qué no ir a una fiesta que ofrece la chama que le dio una cachetada? De bolas que sí, activa. Entonces va y se comienza a besar con Clay, hasta que por fin. Pero al parecer, esta no es la historia en esta cinta. Cuando Clay y Hannah se van a la habitación de Jessica durante la rumba para hacer cebo, hay un hueco extraño en la historia y continúa en que ella se queda sola ahí. Entonces entran Justin, su primer jevo, y Jessica, porque además se había empatado con él después de terminar con Alex. Esta pana está borracha pa' la mierda, y Justin la deja descansar un rato, así que sale de la habitación pero su amigo gordo, con plata y el más popular/imbécil del colegio se antoja de tirar con la novia de Justin, este pana es un cagado y no hace mucho para evitarlo. Y bueno, el gordo Bryce viola a Jessica, todo con Hannah cagada y escondida en el clóset del cuarto sin mover un dedo. Luego haciéndose la víctima, demasiado cara e’ tabla que es Hannah”.

Casete 5, Lado B. Razón #10: Sheri Holland.

“Ya sabía yo que esa chama había hecho algo. Es una porrista que le gustaba a Clay mientras había estado escuchando las cintas, se la había cuadrado y todo, pero ella estaba avergonzada por lo que ‘había hecho’. Resulta que después de la fiesta donde pasaron demasiadas vainas, Sheri le da la cola a Hannah, que está toda traumatizada por lo que vio y por lo que no hizo un coño. En el camino, tumban una señal de Stop por accidente y Hannah se pone toda intensa a gritarle a Sheri, esta pana no se la caló y la dejó botada. Yo hubiese hecho lo mismo, que le baje dos. Entonces Hannah llegó a una tienda y llamó al 911, entonces le dijeron que ya alguien había llamado porque ocurrió un accidente ahí. Ay, chiamo”.

Casete 6, Lado A. Razón #11: Clay Jensen.

“Se prendió esta mierda. Clay anda con el culo apretado porque tiene miedo de ser una de las razones por la que se suicidó Hannah. Así que escucha la cinta en el carro del pana del copete, Tyler. Este capítulo es súper marico porque cuentan la love story de Hannah y Clay, no mentira, la que pudo haber sido si Hannah no la hubiese cagado con el show del suicidio. En toda la fiesta en la casa de Jessica, habían estado echándose ojitos. Y cuando por fin se besan, Hannah que de bolas ya está traumatizada, lo empieza a apartar y le dice que se vaya y que la deje en paz, cuando lo que quiere es que le jalen bolas, así que la paga con Clay que es el único que se aguanta su drama. Pero como él está todo triste por como Hannah lo trató, la cinta no es por algo que hizo él sino para ella decirle que lo siente. Hasta que por fin esta carajita pisa tierra. Bueno, ni tanto, porque igual la caga”.

Casete 6, Lado B. Razón #12: Bryce Walker.

“Es el gordo con plata ‘amigo’ de Justin que se viola a su novia. Mientras Hannah camina toda deprimida, ¿por qué no ir a la casa del pana que violó a su amiga? Al parecer hay una fiesta y, como a ella le encantan las fiestas, va echarle bolas. Justin y Jessica la invitan a un jacuzzi, pero tiene que quitarse la ropa y quedarse en ropa interior. Claro que va a acceder, porque esta chama ya no cree en nadie. Luego la parejita se va y se queda sola en el jacuzzi con Bryce, quien sin mucha labia la viola también, pero ya Hannah está resignada y bueno, no le impone una pelea. Qué carajita tan gafa de pana. Mientras Clay escucha todo esto, se arrecha y le forma su peo a Bryce, y mientras lo graba hace que el gordo desgraciado confiese que la violó, después de tremenda coñaza, claro. Ya Clay está on faya”.

Casete 7, Lado A. Razón #13: Sr. Porter.

“Ya en este punto tienes que echarle bolas con todo, porque ya sabes las cagadas por las que pasó Hannah. La mitad de ellas fueron su culpa por seguir yendo para donde no la llaman, pero a uno le sigue dando cosita. Resulta que Hannah ya estaba decidida, muestran cómo empezó a grabar las cintas y decide pedir una última y primera ayuda al consejero de la escuela. Este pana es demasiado inútil porque en toda la serie aborda a los estudiantes en una forma tan retrasada que provoca darle un quieto. Le dice de alguna forma que quiere suicidarse y el Sr. Porter no le para bolas ni le dice a nadie. Cuando sale de su oficina, Hannah está mega ofendida porque el consejero no le paró y mucho menos le jaló bolas, lo que es imperdonable para Hannah. Al final hace la vaina, y Clay le da el set de cintas al Porter gafo este con la grabación de la confesión de Bryce, y le dice que es decisión de él ver qué coño hace con eso. Para ver si deja la mariquera y hace algo. Luego pasa una vaina loca, porque dicen que el pana catirito, Alex, se dispara. La vaina termina en una escena toda reflexiva de Clay. Claro que después de tanto peo, no quieres tener más nada que ver con esa loquera”.

Y el drama por fin llega a su fin. El venezolano que utilicé para este artículo prefirió mantener su identidad en secreto, y se disculpa por todos los fans de la serie por ser el crítico de algo tan alejado de sus gustos.

En lo personal, a mi sí me gustó la serie. No es una historia muy trascendental, pero sí toca varios temas interesantes que valen la pena prestarles atención.

Al parecer, ya se confirmó la decisión de hacer una segunda temporada. Me imagino sobre qué será, pero al parecer Hannah volverá a aparecer como un recuerdo. Claro que vamos a verla para saber qué se les ocurre, y sin duda siempre tendremos a ese venezolano en nuestra cabeza interpretando todo de la manera más criolla posible.