PxPixel
10 reflexiones demasiado intensas sobre el Livestreaming de Katy Perry - Komienza | Vive tu vida al máximo
katy-perry-witness-cover-1497018481

Katy Perry lanzó su nuevo LP, Witness, el 9 de marzo, y para promocionarlo decidió encerrarse en una casa a lo “Gran Hermano” por 4 días seguidos y hacer un streaming en vivo de todo lo que hiciera.

Como alguien que ama las campañas de lanzamientos de productos, a Katy Perry y sus disfraces, admito que la idea me emocionó más de lo esperado. Y también admito que mi entusiasmo duró no más de 2 minutos después de entrar al livestream, porque poco a poco mi cerebro entró en hueco gracias a las siguientes observaciones..

1. Una cantidad enfermiza de personas vio a Katy Perry dormir durante horas 

Giphy

Giphy

Espero que nunca llegue el día en el que ver dormir a alguien a través de una cámara se vuelva normal.

2. Katy Perry tarda horas en cepillarse los dientes por las mañana

Giphy

Giphy

El viernes a las 11am Katy despertó, pasó 45 minutos leyendo mensajes inspiradores de un libro a sus fans, desayunó con su hermana, jugó con su perro, y escribió la Iliada durante 5 años antes de ir a cepillarse los dientes.

3. ¿En qué momento la aplicación compulsiva de rimmel puede ser vista como una adicción?

giphy (2)

Sólo el viernes en la tarde se puso rimmel 5 veces.

4. ¿Hacer ejercicio mientras escuchas tu propia música no es como masturbarte viendo tu foto?

Claro, es un livestream promocionando su nuevo disco así que tenía que ponerlo en algún momento, pero una parte de mi cree firmemente que Katy haría yoga escuchando su propio disco así no hubiesen cámaras.

5. “Wild” y “Natural” son palabras que claramente ya no significan nada ante el mundo

Hubo una cantidad de gente que habló de lo “novedoso”, “salvaje”, y “natural” que era que Katy estuviese haciendo un livestreaming de su vida. Tal vez soy demasiado cínica, pero no entiendo qué tiene de “salvaje” y “natural” cuando todos sus días estaban planificados y el horario estaba publicado en Instagram con anticipación.

6. Los maquilladores profesionales también pueden hacer que te veas super bajo presupuesto

 Screenshot conmemorativo de la desgracia de maquillaje

 Screenshot conmemorativo de la desgracia de maquillaje

El sábado en la tarde Katy pasó 10 años maquillándose con una estilista profesional que debe haber aprendido a hacer cat eyes con el niño rebelde de kinder que raspó Tijera I. 

7. Hacer terapia no es hacer terapia si lo vuelves un performance

Ver a Katy llorando por la presión de ser “Katy Perry” y hablar de luchas personales, se sintió demasiado como estar viendo una actuación. Es difícil creer que alguien está, de hecho, recibiendo ayuda en la mitad de un livestreaming para vender un álbum.

8. Un livestream de las vidas de Nugget y Muffin hubiese sido más divertido

Giphy

Giphy

¿Quién no querría ver esa cara por 96 horas continuas.

9. Sólo eres un buen espectáculo cuando tienes algo que mostrar

Katy Perry sacó un documental en el 2012 y aunque el tema no era el más interesante del mundo, la última parte del documental fue sobre su divorcio con Rusell Brand.

Dudo que no haya habido un guión dictando que Katy tenía que llorar cuando le llegó el mensaje de texto pidiéndole finalizar el matrimonio, pero de alguna manera ese documental mega producido y orquestado se vió diez veces más auténtico que todo lo que hizo durante este livestream. En este, no hay mucho que mostrar aparte de una pop star que no para de hablar de sí misma.

10. Para el domingo en la noche hasta Katy Perry parecía totalmente harta de haber pasado 3 días encerrada en una casa con Katy Perry

Giphy

Giphy

La figura ultra kitsch de Katy Perry ha desaparecido en los últimos años para dar paso a una persona más curada. Si comparas Teenage Dream con Prism, es obvio que el último es mucho más “Música que escucharía tu tía mientras hace mercado” que algo que pondrías en una fiesta con tus amigos. Witness lo lleva más lejos todavía. Ya no es un producto divertido, ligero y fresco, lo que no es del todo criticable porque Katy Perry ya tiene 32 años. La cosa es que ahora se siente un poco más mecánico y calculado y no tiene nada resaltante. Igual a cualquier otra pop star.