Menos problemas de comunicación

Los idiomas son algo maravilloso. Forman parte de la identidad de las personas y de cada país que visitamos. En lo personal, siempre he querido hablar por lo menos tres. Objetivo que no he cumplido hasta el momento y me he quedado con dos. Lo básico, Español e Inglés, nada rebuscado.

El que ha tenido la oportunidad de viajar, sabrá la importancia que tiene saber por lo menos hablar Inglés, ya que es conocido como el idioma universal. Si no lo dominas medianamente, todo se te hará un poco más difícil. No imposible, pero sí será más complejo.

Rompiendo la barrera del idioma

La famosa barrera del idioma; la gran muralla china para algunos, y un factor determinante a la hora de tomar la decisión de emigrar. Ahora puede ser vencida con mayor facilidad gracias a la tecnología, y de una manera sencilla: con tan sólo colocarnos unos auriculares. Tras su anuncio el año pasado, pronto serán puesto a la venta los auriculares inalámbricos Clik, los cuales prometen traducir en tiempo real hasta 37 idiomas diferentes. Entre todos los idiomas que traduce se encuentran el Catalán, el Árabe, el Noruego o el Tailandés.

El truco está en el uso de una tecnología de reconocimiento de voz para traducir la conversación. Según, lo que se busca es poder tener una conversación fluida en medio de lo que se pueda con una persona que no hable nuestra idioma. Obviamente, ambos involucrados deben tener puestos los auriculares.

Cada dispositivo viene en diferentes colores, desde los más convencionales hasta algunos muy llamativos. Todos disponen de un sensor táctil que amplía sus funciones (permite controlar la música, algunas aplicaciones), ya que no solo funcionan como intérpretes en tiempo real, sino que actúan a modo de transmisor de contenido desde el teléfono móvil inteligente como unos auriculares inalámbricos convencionales.

Por un precio de $280, podremos conversar con cualquier persona en cualquier parte del mundo sin problema alguno. El único inconveniente que le veo es coincidir con personas que lo usen también, para que puedan entenderte a ti. A menos, claro está, que puedas hacerte entender bien sea porque dominas algo ese idioma o porque eres muy bueno jugando charadas.

En fin, lo importante es ver que cada vez la tecnología nos acerca más a un mundo sin barreras en la comunicación. Esperemos que esto nos ayude a entendernos mejor como personas, lo cual es algo sumamente emocionante.