“Alright, alright, alright”.

Matthew McConaughey era el típico actor bronceado que interpretaba a chicos lindos y rebeldes en comedias románticas. Incluso hace 7 años uno veía su nombre en la cartelera y sabíamos que iba a ser una película para la joda y ya. Sin embargo, McConaughey ha logrado superarse y convertirse en un actor mega respetado.

Ahora cuando vemos su nombre en cartelera, nos miramos con complicidad al saber que estamos en presencia de una súper producción de Hollywood. El sueño de todos los meseros/intentos de actores en el mundo.

El chico playero y el tipo serio que conocemos hoy en día parecen ser dos McConaughey distintos, dos polos opuestos. Si aún no notas la diferencia, te vamos a realizar una detallada exposición de su trabajo. Desde las primeras películas romanticonas hasta los últimos y más reconocidos thrillers y dramas, donde el chico alright, alright, alright sufrió un tremendo makeover.

How to Lose a Guy in 10 Days (2003)

El personaje cliché que le teme al compromiso y se encuentra con una chica que le cambia completamente el juego. Nice, pero todavía es que le falta.

Failure to Launch (2006)

Again, el pana que le tiene pánico al compromiso. Pero esta película tiene un plus. El chico sexy y bronceado todavía vive con sus padres. Ya Matthew va más o menos. encaminado al drama.

Ghosts of Girlfriends Past (2009)

Imagino que fue en este punto que Matthew se dio cuenta que podía hacer mucho más. Pero todavía le faltaba un empojuncito (“zote”).

Paperboy (2012)

Ahora sí nos pusimos serios. A diferencia de lo que Monsters, Inc. puede considerar, a veces las lágrimas son más poderosas que las risas.

Dallas Buyers Club (2013)

Para esta película tuvo que adelgazar de una forma mega preocupante, pero al final nos dio una interpretación perfecta, digna de un Óscar, el cual sí ganó.

Ya aquí nos podemos olvidar del chico playero for good.

Interstellar (2014)

Una de las películas favoritas de los millennials intensos. Una interpretación que te hace llorar y que te muestra a un Matthew sin miedo al compromiso y que le da con todo.

Vale la pena hacer también una mención honorífica a True Detective. Una serie que comenzó en el 2014 y que simplemente me pareció tan increíble que tenía que formar parte de esta lista. Los personajes misteriosos, irónicos y oscuros parecen ser su nueva especialidad.

Menospreciar a alguien es lo más ingenuo que puedes hacer. Todos tenemos sueños, y Matthew Mcconaughey cumplió el suyo a pesar de las muchas críticas y subestimas. Pasó de ser el clásico pretty boy sarcástico a ser el insospechado genio de la interpretación. Good for him.

Por otro lado, aunque gane decenas de Óscar, nunca olvidaremos su oscuro pasado.

We love you, Matthew!