Hollywood a veces no la da y con estas adaptaciones nos darás la razón - Komienza | Vive tu vida al máximo
Queriendo rehacer películas de origen extranjero, Hollywood no siempre hace el mejor trabajo y estamos claros.

Sabemos que Hollywood es el papá de los helados, eso nadie lo discute y nadie pretende negarlo. Por otro lado, las buenas ideas pueden llegar a cualquier rincón del mundo. Sin embargo, si conoces de cine, sabrás que un bombillo bien encendido no es suficiente, tienes que ver cómo mantenerlo encendido, si es color correcto y buscar un buen lugar para que pueda iluminar correctamente.

Ésta es mi metáfora chimba para expresar que una buena película es también una buena (y coherente) producción. No necesariamente se puede realizar en esta casa del cine, sino también en países como Suecia, Japón, Italia, Francia, y en cualquiera, realmente. Pero como Hollywood es una niña malcriada, siente que puede hacerlo mejor que cualquiera. Lo que nos lleva a adaptaciones que, al comparar con las originales, simplemente no la dan.

Si todavía no están convencidos, les ofreceré estos ejemplos y así nos darán la razón.

Los Siete Samuráis vs. The Magnificent Seven

El clásico de Akira Kurosawa de 1954 no tiene rival, y como Hollywood lo sabe, no intentó imitarla a la exactitud tanto en 1960 como en el 2016; lo hicieron a su modo, en el salvaje oeste, con vaqueros y duelos de pistola. Aunque tengan a Denzel Washington en la más reciente, la original tuvo el León de Plata, dos nominaciones al Óscar, y una idea tan buena que nadie se resistirá a adaptar.

Yo soy Betty, La Fea vs. Ugly Betty

¿Quién no relaciona el nombre de Betty con “la fea”? La serie original estrenada en 1999 trató temas tan sencillos sobre desamor, amistad y complejidad de personaje de una manera tan poco pretenciosa, que resultó ser genial. Y por si teníamos alguna duda, en el 2010 ganó el premio Guinness Record por ser la mejor telenovela de la historia. Sin embargo, cuando, por supuesto, la cadena ABC quiso adaptarla en el 2006, les quedó una vaina demasiado pomposa al estilo neoyorquino sin darme la oportunidad de ver algo relatable.

No, gracias. Me quedo con la versión colombiana.

8 ½ vs. Nine

Antes de que Nine se estrenara en el 2009, todo el mundo creyó que iba a ser el próximo Chicago. Sin embargo, resultó ser un “aburrido experimento al estilo musical”, como llegué a leer. Tiene sentido porque 8 ½ fue una forma de retratar el mundo de un cineasta, al estilo único de Fellini, trabajo aplaudido por la crítica desde su estreno en 1963. Pero cuando la convirtieron en un musical de Broadway, perdió mucho el sentido, y cuando hicieron esa misma versión en el cine, creo que mearon a diez mil kilómetros del perol.

El Secreto de Sus Ojos vs. The Secret in Their Eyes

Lo intentaron, de pana lo intentaron, pero no lo pudieron lograr. La película original fue una adaptación del libro “La pregunta de sus ojos”, estrenada en el 2009 y protagonizada por nadie menos que Ricardo Darín. Esta película se ambientó un poco antes de la dictadura en Argentina de 1976, trató temas de amor y crimen de una manera corta venas e increíble. Mientras que en el 2016, se quiso hacer una versión sólo basada en el crimen y el amor con Nicole Kidman, Chiwetel Ejiofor y Julia Roberts. Le quisieron meter tanto suspenso y búsqueda detectivesca que perdieron toda la intención de hacer algo tan bueno como la ganadora del Óscar a Mejor Película Extranjera del 2010.

Con estas adaptaciones es suficiente para probar mi punto. A veces Hollywood se tiene que quedar quieto, las ideas ajenas a veces son mejores así. Pero lo intentaron, de pana lo intentaron.

Espero que esto les sirva de lección para la vida.