La tarde del viernes 26 de mayo, en la ciudad de Oregón, se vivió una tragedia. En uno de los trenes de la ciudad, dos hombres resultaron muertos y uno herido tras defender a unas jóvenes musulmanas que estaban siendo acosadas.

Las autoridades están investigando qué fue lo que pasó exactamente. Varios pasajeros que iban en el tren, junto con las jóvenes, prestaron su testimonio.

Las muchachas entraron al vagón donde se encontraba Jeremy Joseph Christian. Éstas llamaron su atención porque una de ellas llevaba puesto el hijab o velo islámico. El pañuelo ofendió terriblemente a Christian, que empezó a agredirlas verbalmente, hasta llegar a decir que “todos los musulmanes debían morir”.

Tres hombres se acercaron al show que estaba armando el pana con altos niveles de xenofobia y trataron de calmarlo. Uno de ellos le dijo incluso que no podía tratarlas así, que solo eran unas niñas, pero esto sólo hizo enloquecer mucho más a Christian, que empezó a apuñalar a diestra y siniestra a los hombres.

Al ver el derramamiento de sangre, las adolescentes huyeron del lugar y llamaron a Hudson para pedirle ayuda.

Christian, de 35 años, fue detenido poco después de que dejara el tren.

“El sospechoso se encontraba en el tren y estaba gritando, despotricando y desvariando. Decía diferentes cosas, incluyendo frases que podrían catalogarse como parte de un discurso de odio o de un lenguaje prejuicioso” Informó el sargento Pete Simpson.

_96246647_282a2001-6161-409b-ac26-e42511a8d8dd

Las víctimas fatales fueron Taliesin Namkai-Meche, graduado en economía; Ricky John Best, de 53 años, que había servido por 23 años en el ejército de los Estados Unidos, y que además tenía cuatro hijos; y Micah David-Cole Fletcher, que aún sigue en el hospital.