Pero ciertamente mejor de lo que esperabas

Lo que conocíamos como el Project Scorpio Device de Microsoft, que no era más que el nombre clave para la nueva presentación de su consola Xbox, fue revelado como lo habían prometido en el último E3. La verdad decidieron acabar con todo misterio, y nos revelaron el nombre, el precio y la fecha de salida. Como nombre, no es algo muy diferente, Xbox One X, costará unos $499 y estará disponible a partir del 7 de noviembre de este año.

Si nos ponemos a recordar, cuando el primer Xbox salió llamó mucho la atención, ya que era algo revolucionario, desde su apariencia como obviamente los juegos que presentaba. Después con el 360, su apariencia también llamaba mucho la atención, y era muy bueno a pesar del famoso problema del anillo rojo de la muerte. Sin embargo, con la llegada del One, en lo personal (aunque creo que en estilo no es envidiable) a mi me gusta mucho, pero estoy seguro que es porque son fan de los diseños minimalistas.

Siendo totalmente sincero, si estás buscando un dispositivo radicalmente rediseñado, te vas a sentir bastante decepcionado. Es básicamente más de lo mismo, salvo la pantalla OLED, los botones físicos y el reloj en tiempo real que presenta. De hecho, lo mejor que puedes decir del One X es que se parece bastante a cualquier Xbox.

El interior es lo que cuenta

Rayos, creo que esto aplica hoy más que nunca para una consola. Quiero dejar claro algo, tampoco es que el One X es una consola fea o algo así, de hecho, lo que al máximo algún crítico podría decir es que solo es aburrida en diseño. Sin embargo, por dentro el cuento es totalmente diferente.

Microsoft dice que produce 6 teraflops de potencia gráfica gracias a un motor GPU personalizado que corre a 1172MHz. Esto lo pone muy por delante de la PlayStation 4 Pro de Sony, que en comparación sólo produce 4.2 teraflops funcionando a 911MHz (y de paso es $100 más barato). Esto quiere decir que para prácticamente cada juego nuevo que saque al mercado Microsoft, la Xbox One X alcanzará la resolución de 4K y 60 fotogramas por segundo.

Lo que me encanta de esto es que Microsoft le está dando la importancia a lo que realmente lo merece. No está tratando de ganar con un hardware todo sofisticado, sino con la experiencia que le brinda al usuario. Eso amigos míos eso es lo que verdaderamente cuenta, y todo gamer sabe a qué tengo la razón.