Explota al máximo tu teléfono

Los smartphones nos han facilitado mucho la vida. Podemos hacer operaciones complejas desde nuestro terminal sin dejar la comodidad de nuestras camas. El acceso a internet, sin lugar a dudas, es lo más indispensable, pero también existe una tecnología conocida como NFC, la cual es bastante útil, y que generalmente sólo se conoce que sirve para realizar pagos en algunos países, pero en realidad puedes hacer más.

Entre las conexiones con las que cuenta nuestro celular, las que más resaltan son el Wi-Fi y el Bluetooth, el GPS es prácticamente obligatorio también, pero la conexión de corto alcance, que es la NFC, se está volviendo indispensable también. El porqué de ello es que a través de esta conexión se realizan los pagos móviles con tu teléfono si en tu país están disponibles los pagos con Android y Apple Pay. Ciertamente, los pagos móviles están generando muchas expectativas, pero no acaban de convencer. Es necesario que lleguen nuevas funciones para que los usuarios crean que valen la pena.

No todo es pagar

Aunque prácticamente la NFC y los pagos son sinónimos, existen otras funciones un poco olvidadas ya pero que aún funcionan bastante bien, y no está de más probarlas. Entre ellas tenemos la posibilidad de compartir archivos. Imagina que tienes una foto o algún archivo en especial que quieres compartir rápidamente con alguien. Pues sólo tienes que juntar tu móvil con el de la otra persona por ambas caras traseras habiendo encendido las pantallas y también el NFC. Toca cuando la imagen se haga más pequeña y lo que haya en pantalla se enviará al otro móvil.

Cuando acercamos dos dispositivos con NFC, estos se intercambian los datos necesarios para realizar una conexión estable que se mantendrá aun cuando los separemos. Así que si acercas el móvil a un auricular Bluetooth que tenga NFC, ambos se emparejan y pasarán a conectarse sin que tengas que hacer nada más.

Lo más llamativo de este tipo de conexión es que nos evita el engorroso proceso (para algunos) de emparejar los dispositivos mediante Bluetooth. Mediante NFC, puedes conectar tu Smartwatch, auriculares y altavoces.

Etiquetas NFC

Ésta es una de las razones por la que esta tecnología se mantiene, además de su uso para realizar pagos. Puedes conseguir que tu smartphone reaccione al contacto con alguna etiqueta NFC. Estas etiquetas incluyen información que actúa de distintas maneras: puede ser texto, un enlace a la web o un desencadenante que active el Wi-Fi, reproduzca una canción, active el ahorro de energía.

Programas algunas etiquetas NFC no es complejo, y puede resultar bastante útil, por ejemplo para tu hogar, ya que puedes colocarlas en cualquier zona de tu casa. Imagina tener una en tu mesa de comer y que al pasar tu celular por ella se coloque automáticamente en el perfil de silencia para que nadie interrumpa tu comida y puedes disfrutarla en paz, o que al llegar al trabajo este se conecte a la red del W-iFi y envíe un mensaje avisando que no estarás disponible hasta la hora de comer.

Estas etiquetas o tags no son costosas ni difíciles de conseguir o programar, y vienen en diferentes colores.

Para su programación, se recomienda hacer uso de una app conocida como NFC Tools que requiere Android 4.0 o superior.