¿Se puede hacer crowdsourcing de psicoanálisis? - Komienza | Vive tu vida al máximo
Alternativas a la terapia IRL.
freudcouch

En algún momento de la vida, todo el mundo debería ir a terapia. Sentarte frente a un desconocido a contarle todos tus problemas, y escuchar la perspectiva de un profesional que ha leído y escuchado palabras iguales a las tuyas miles de veces antes, es mucho más productivo que ahogar tus dudas con alcohol, pizza, o relaciones que dentro de 5 años no vas a querer admitir que tuviste.

Mucha gente todavía ve la terapia como algo que haces sólo si estás loco o al borde del suicidio. Eso es como pensar que la gente va al gimnasio solamente después de mantener una dieta a base de hamburguesas triples y llegar al punto de no poder pararse de la cama sin la ayuda de una grúa. Ir a terapia no es solamente algo a lo que deberías recurrir cuando sientes que no tienes opción, sino un ejercicio constante para mantenerte tan saludable como puedas.

Freud seguramente le jalará las patas a mi madre esta noche, pero el rollo está en que encontrar el tiempo para ir es a huge pain in the ass. La terapia es una de esas pocas cosas que no hemos podido meternos en el bolsillo, y por lo tanto implica poner tu vida on hold momentáneamente.

También puedes seguir el ejemplo de Alicia Silverstone de los 90’s como alternativa

Tienes que sacar, durante día de semana y en horario de oficina, al menos una hora para ir a terapia. Eso sin contar el tiempo de transporte ni el tiempo para recuperarte en caso de que sea una sesión particularmente intensa. Una sesión, en el mejor de los casos, implica 2 horas. Buena suerte convenciendo a tu jefe de que 1) No estás loco, 2) Aún así quieres ir a terapia, y 3) Vas a tomar tiempo de la compañía para hacerlo.

Entonces, en un mundo donde cualquier servicio y/o producto busca en primera instancia adaptarse al estilo de vida de la gente, ¿por qué no podemos tener una app para terapia como ocurre con Instagram o Tinder? Todo lo que consumimos, llámese Netflix, Facebook, o Snapchat, lo hacemos en nuestros términos y tiempo, lo que hace que podamos seguir consumiendo prolongadamente. O tal vez podríamos obligar a todos los terapeutas a vivir en objetos más transportables.

Por un lado, el ambiente de terapia no es solamente un escritorio y un diván. Cada elemento está dispuesto de una manera por una razón, y el cuarto en general es un espacio seguro. El ambiente es otro participante de la terapia y juega un papel en el proceso. El silencio incómodo del cuarto, las anotaciones del terapeuta, la respiración nerviosa de cuando no estás seguro si tienes algo más qué decir, todo forma parte de la experiencia que no podrías tener si lo encapsulas en una aplicación junto a otras que te están mandando notificaciones.

Por otro lado, hay otra gente mucho más ingeniosa que yo, que ya se hizo la misma pregunta y que además le encontró soluciones mediante el crowdsourcing. Estas son las 3 apps que debes conocer si quieres algo parecido a la terapia* pero no tienes tiempo:

La idea detrás de Koko, creado por un psicólogo/programador, es aplicar las bases de la terapia cognitiva a una comunidad de iguales. Koko busca que encuentres una perspectiva nueva a algún problema que tengas.

Koko es un bot que puede vivir en Facebook, Instagram, Kik, Telegram, Twitter o la versión desktop del app. Al iniciar el chat, te hace una mini introducción y te pide que selecciones de una lista de categorías con cuál estás teniendo problemas.

oZbbWbK

Luego, tienes que escribirlo en 3-5 oraciones y asignarle una emoción, como “esto apesta”, “no va a mejorar”, o “soy un perdedor”; y luego emociones opuestas como “no es tan malo” o “los unicornios existen”.

Después, te dice que mandó tu situación a la comunidad y te pregunta si quieres ayudar a otras personas. Para esto, te da otra introducción diciéndote que no puedes juzgar a las personas, decirles qué hacer, o en general comportante como el troll de cualquier sección de comentarios de YouTube. Finalmente, te pone el problema de alguien y te pide que respondas en unas 3-5 oraciones.

No puedes hablar libremente con otra persona, pero supongo que es la forma que tuvieron sus creadores para controlar que nadie la usara con otros propósitos más allá de ayudar.

Mientras escribía este artículo, alguien de hecho me mandó un thank you note por ayudarlo con su problema.

Mi mejor amigo y yo usábamos este site cuando estábamos aburridos hace como 3 años. Tiene los mejores nicknames del planeta. Como todo, funciona con base en el anonimato, te dan un nickname por 24 horas y normalmente son cosas como: Windy Volcano, Friendly Pineapple, Fiery Couch, o Nice Faucet.

Blah Therapy es un website donde los usuarios se dividen en dos: los venters y los listeners. Los venters son los que exponen su problemas, y los listeners tienen que escuchar. Se escucha bastante abierto, pero en realidad el site te da unas recomendaciones, como siempre asumir lo mejor de los venters y siempre hablar a través de la empatía.

Además, ofrecen un servicio pago con terapeutas profesionales para personas con dólares y emergencias.

De las 3, esta es la única de la que no puedo hablar con propiedad porque mi teléfono iba a explotar si me bajaba una app más. Pero según las reseñas, funciona como un híbrido entre Koko y Blah Therapy. Es un chat de humano y humano, como Blah Therapy, pero inicialmente funciona a través de un bot, como Koko.

Primero ingresas una reflexión positiva o negativa y luego el bot busca gente que tengan pensamientos similares y te deja entablar conversaciones con ellos.

*Blah Therapy y Koko han sido claros en que no son servicios de ayuda para personas con ideación suicida. Si estás en depresión severa, busca ayuda profesional.