Sesión de consejos de escritores veteranos a escritores novatos y con crisis existencial - Komienza | Vive tu vida al máximo
Stephen King, Gabriel García Márquez y Ernest Hemingway pasaron por lo mismo que tú.

La hoja en blanco, el primer borrador, la incansable reescritura, la crítica de conocidos y desconocidos; son muchas cosas las que no dejan dormir a un escritor en sus early days. Varios las superan y otros sucumben ante ellas. Not easy.

Muchas cosas en el camino pueden obstaculizar el sueño. Incluso te pueden decir que tu escritura es una porquería. Y si no lo han hecho, espera un pelo. Lo harán.

Sin embargo, un buen escritor debe saber dos cosas: qué le gusta escribir y a quién pararle bolas. Son dos puntos clave que hay que afincar a lo largo de nuestra carrera. Pero sabemos que estos consejos no son suficientes si de verdad queremos saborear el triunfo.

Así que te invitamos a una sesión de consejos en los que los participantes serán escritores serios que saben a lo que un novato tiene que enfrentarse. Ellos ya han estado ahí y ya recibieron sus golpes. Entonces les enviamos un correo para que trajeran una linterna y alumbraran en lo que puedan tu oscuro pero emocionante camino de iniciación.

Te dejamos a tu criterio a quién pararle bolas.

Stephen King

Ha publicado más de 60 libros, casi todos terminan en las carteleras de cine y convirtiéndose en bestsellers. Mucho que envidiar y mucho que aprender de él.

Además, recomienda otras tres cosas:

  1. Tienes que esmerarte en la primera página de tu libro, o mejor, en el primer párrafo. Es la clave del curso que toma tu historia. Ahí el lector te conocerá a ti y a tu texto. Si no atrapa, no la darás.
  2. Trata de escribir tu novela en tres meses. ¿De pana? Sí, dude, en tres meses. Si tardas más, te oxidas y tu historia pierde sentido. Este es el lapso perfecto de tiempo que debes aprovechar de escribir mientras la historia aún está fresca en tu cabeza.
  3. En el primer borrador, no te conviertas en un profesor de gramática. Primero escribe tu historia y luego la reescribes como prefieras. First things first.

Ernest Hemingway

El diablo sabe más por viejo que por diablo. No lo dijo él, pero creo que aplica a nuestro segundo ponente, quien formó parte de la Generación Perdida de escritores. Ganó un Pulitzer y un Premio Nobel de Literatura.

Thanks, Ernest. Necesito desarrollar una rutina eficiente, y ese detector de mierda…

Gabriel García Márquez

Mi escritor favorito, con un talento particular para sacar una historia de cualquier esquina. Ganador también del Premio Nobel por Cien Años de Soledad, o como él la llama, una interminable canción de vallenato.

Empezó como redactor de un diario medio nulo, para luego ser periodista de El Espectador y bueno, después se convirtió en quien conocemos hoy en día: nuestro Gabo. Él vino a la sesión para darnos sólo tres lecciones.

gabo
  1. De disciplina (o incluso de modestia): Gabo reescribía sus novelas hasta 6 veces. Y una vez que las publicaba, no los volvía a leer porque “le daba miedo”. Lección: Ningún éxito llega de gratis, y ningún libro que tenga que corregirse seis veces terminará polvoriento en el estante de la librería.
  2. De autoexigencia: Como si las seis veces de corrección no fueran suficientes, sólo llevarías el peso de este trabajo si la novela valiera toda la pena del mundo. “Si lo libros no salen de las tripas, es mejor no escribirlos”.
  3. Well, su tercera y mejor lección es una de coraje. En el siglo XX la literatura estaba decayendo en el hueco sin fondo que era escribir no a quien le gustaba leer, sino a quien le gustaba que le gustara leer. Traducción: los snobs. La literatura debía ser también y en especial para los common readers. Un personaje al que los conformistas le temen, pero Gabo no.

Ray Bradbury

Autor de la distópica novela Fahrenheit 451. Tan admirado por el club de fans de la ciencia ficción, que un asteroide fue bautizado por su nombre. It doesn’t get any better than that.

Adicional, te agarra por las orejas para decirte un par de cositas:

  1. Empieza siempre por escribir cuentos. Si empiezas directamente por una novela, podrías tardar mucho tiempo y el resultado no sería el mejor. Learn the bassics. “Te reto a escribir 52 cuentos malos. Imposible, porque la mejora es inevitable después de tanta práctica”. Challenge Accepted.
  2. Nunca intentes imitar a tus autores favoritos. uno de los principales errores y uno de los más catastróficos. “Puedes amarlos, pero nunca vencerlos”.
  3. Vuélvete fan #1 de las metáforas. Así que todas las noches cena un poema, un ensayo o un cuento. Él se consideraba a sí mismo no como un novelista sino como un coleccionador de metáforas.

Neil Gaiman

Aunque no ha ganado muchos premios como los autores anteriores, sí ha sido el afortunado conquistador de no sólo lectores adultos, sino de niños. Un pro que no todos los demás poseen. Es es el escritor de novelas como Coraline, Stardust y muchas más.

Ha hecho la fantasía su realidad.

Neil también quiere aprovechar para decirte tres cosas muy simples.

  1. Escribe.
  2. Termina las cosas.
  3. Sigue escribiendo.

Esperamos que esta sesión te haya sido de utilidad. Sólo recuerda lo que dijo nuestro pana Picasso “la inspiración llega trabajando”. Aunque no era escritor, igual le vas a hacer caso porque he knew his business.

Un placer que hayas asistido a esta breve sesión y, como nada es gratis, en un par de días te llegará la factura.

Mucho éxito, young writers!