24379581002_27d4d7851a_k

Trump es a Twitter lo que la mugre es a tus uñas, innecesario, molesto, fuente de una vergüenza indescriptible, pero inevitable sin importar qué tan compulsivo seas con tu higiene. Normalmente, su presencia en Twitter se limita a balbuceos casi incomprensibles que hacen que más de uno se pregunte si en realidad Trump no es más que un Cheeto disfrazado de persona, pero el 31 de Mayo el presidente electo de Estados Unidos hizo algo increíble y hermoso: Creó #Covfefe.

Al final de una serie de Tweets demostrando su creciente delirio de persecución hasta Trump se aburrió de su propia paranoia demencial y Twitteó lo más glorioso que alguna vez ha twitteado: “Despite the constant press covfefe”.

Si estás teniendo problemas para entender wtf quiso decir, no te preocupes. No eres tú, es él. Covfefe no signifca nada, aunque tal vez signifique todo, y detrás de la aparente incoherencia se esconde todo lo que siempre has querido saber como “¿Qué tenemos que hacer para que las siestas sean bien vistas en los puestos de trabajo?” o “¿Quién en tu grupo de amigos sería el primero en morir en caso de un apocalipsis?” Tal vez covfefe es la palabra que necesitamos, pero no la que merecemos. O tal vez sólo es el mejor typo del 2017.

Al principio todo el mundo, en shock, esperó que Trump corrigiera el error, pero a los 20 minutos ya era obvio que no iba a pasar. De hecho, el tweet estuvo en su timeline por al menos 6 horas, y mientras, el internet siendo el internet decidió deleitarse en el absurdo, mira las mejores reacciones:

Covfefe bae, el papel que Trump nació para desempeñar.

Lost in Covfefe

En defensa de Trump, covfefe suena como algo más real que una profesora de linguística viviendo en una mansión.

Btw, si no estás siguiendo a Merriam Webster en Twitter, estás perdiéndote de algo hermoso.

Y de repente todo fue demasiado lejos:

Y finalmente pasó lo que pasa con todo lo bonito del internet: Al menos 40 mil billones de escritores de toda la galaxia hicieron ensayos demasiado serios y pseudo intelectuales. Cruzadas de Social Justice Warriors se quejaron de que la gente prestara atención a covfefe en vez de a los problemas reales. Un montón de gente decidió hacer tazas, placas, franelas, carteras, collares, pantalones, lápices, y tatuajes de covfefe. Todo el mundo se hartó y finalmente dejaron que covfefe pasara a mejor vida.

Eventualmente todo el mundo regresó a la realidad. El tipo, o una zanahoria con tupé -No lo sabemos-, es el presidente de uno de los países más poderosos del mundo puede lanzar un misil nuclear que nos mate a todos con un dedo, el mismo dedo con el que no puede evitar escribir incoherencias en Twitter.