The Babadook es el nuevo icono LGBTQ y no es tan creepy como parece - Komienza | Vive tu vida al máximo
Junio es el mes del arcoiris, del orgullo y, wait, ¿del Babadook?

 Para el deleite de los no homofóbicos, este es el mes de las banderas de arcoíris, de desfiles ingeniosos y del orgullo gay. Incluso tenemos esa divertida reacción en Facebook justo entre “Me encanta” y “Me divierte”. La mezcla perfecta.

Para recapitular, recordemos que esta celebración comenzó en este mismo mes pero del año 1969, durante los disturbios de Stonewall. Fue la primera vez que se protestó en contra de la represión y persecución policial a los homosexuales. Habían sufrido una violenta y absurda redada por parte de policías en el club Stonewall Inn, en Greenwich Village.

Desde entonces todos los meses de junio se han llevado a cabo desfiles en todas partes del mundo. Pero mosca, no se hace para celebrar ser gay, sino para conmemorar el hecho de existir sin ser perseguido.

Soy fan de los disfraces, los colores y las frases. La actitud “I love being me” hacen que mi Instagram se sienta orgulloso. Sin embargo, desde hace unos días un elemento me ha hecho muchísimo ruido. Se trata de la aparición fantasma, aunque real, del Babadook.

Para quienes no lo conocen, es un personaje de una película de terror australiana que se estrenó en el 2014. Amé esa película pero me pareció mega fuera de lugar con la celebración. WTF. ¿Acaso el Babadook era famoso por salir del clóset?

Pues al parecer no es tan simple. Todo comenzó con un irónico post en Tumblr de un pana que decía “Whenever someone says the Babadook isn’t openly gay it’s like ??? Did you even watch the movie???”. El post tuvo más de cien mil comentarios y se volvió viral. Desde entonces las teorías han sido muchas. Pero creo que simplemente les agradó la idea y dijeron why the fuck not?

babadook

Los expertos dicen que la razón está inmiscuida en la misma trama de la película. Un monstruo que acecha a un pequeño niño y a su madre. Un monstruo que al principio es tormentoso y al final (spoiler) se convierte en algo no tan molesto con que lidiar. Al parecer es un símbolo con el que cualquier integrante de la comunidad LGBTQ se puede identificar, tanto entre sus amigos como en su misma familia.

Convirtieron a este monstruo en un chiste interno de la comunidad. Cosa que entendí mucho después. Fue una forma de manifestar al resto del mundo cómo pudieron haberse sentido en algún momento, pero ahora se quitan el miedo y además le agregan una bandera multicolor. Nice one.

Pero esto no acaba aquí. Netflix se unió a la celebración etiquetando a la película de nuestro pana Babadook, en una película LGBTQ.

Al parecer los colores del arcoiris necesitaban otro tono, y ¿qué mejor que un Babadook para acompañar? Debo admitir que esta franela está súper cool.

Happy pride!