1 semana antes del primer aniversario del ataque a la discoteca Pulse

Siempre hemos sabido que la gente en Estados Unidos no es que este muy bien de la cabeza. Eso de que todo el mundo tenga mínimo una pistola no es muy buena idea, y ellos mismos se han encargado de demostrarlo. Adolescentes que llegan a sus escuelas y le disparan a raimundo y todo el mundo no es normal.

La última vez que se reafirmó esto fue el pasado lunes 5 de junio, cuando un tipo llegó a un complejo de oficinas, Fiamma, en la zona industrial de Orlando, y empezó a dispararle a todos los que allí estaban para luego suicidarse.

_96354840_50587199-7218-485e-86ff-dece67ba82ca

El atacante trabajaba en esas oficinas y había sido despedido recientemente. Tenía alrededor de 45 años, y el día del ataque llevaba consigo un cuchillo y una pistola.

Rey Rivero, portavoz de la oficina del Comisario de Orange Contry, dijo que “cuatro personas murieron en el lugar del ataque y una más cuando era trasladada a un centro médico. El atacante se suicidó”.

No sabemos por lo que estaría pasando el tipo, pero su reacción fue bastante exagerada. ¿Qué necesidad hay de matar a cinco personas que trabajaban contigo? Seguramente, ninguna de ellas te despidió. Si te despiden del trabajo, no te aloques, tómatelo con calma. Si sientes que te estás volviendo loco, pide ayuda. Casi todo tiene solución.

orlando-shooting

Esto ocurrió una semana antes de que se cumpliera el primer aniversario del ataque a la discoteca Pulse, allí mismo en Orlando, donde murieron 49 personas a manos de Omar Mateen.